Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

AUDIENCIAS

¿Por qué triunfan en EE. UU. y pinchan en España?

"Perdidos", "24" o "Prison Break" mandan, con audiencias millonarias, en el muy fragmentado mercado televisivo del gigante norteamericano. Aquí no cuajan.

Audiencias millonarias y éxito de crítica avalan a la mayoría de series norteamericanas que triunfan al otro lado del charco. Sin embargo, muchas de ellas no logran convencer al público español, y las que lo hacen no logran equiparar su éxito al de las ficciones nacionales. Descargas gratuitas en Internet, malas políticas de programación y escasa promoción son algunos de los factores que impiden que este tipo de producciones, que llegan a los mercados internacionales como los productos estrella, resulten rentables para las cadenas españolas.

Series como "Mujeres desesperadas", "Perdidos", "24", "Héroes" o "Prison Break" superan holgadamente los diez millones de espectadores por episodio en Estados Unidos. En España, aunque el mercado televisivo esté mucho menos fragmentado, tienen suerte si llegan a los dos millones de fieles. En el caso de "Mujeres desesperadas", que se emite los miércoles en La 2, esta semana registró un 6,4% de "share" y 1.206.000 espectadores. Esta cifra prácticamente duplica la media de la cadena pero no se acerca ni de lejos a los datos de EE. UU., donde el último episodio emitido por la cadena ABC fue seguido por 10,5 millones de personas. Diferencias de población aparte, aunque la serie pasa por sus horas más bajas en Estados Unidos tras las vacaciones "forzadas" por la huelga de guionistas (antes de la huelga la serie rozaba los 19 millones de espectadores), se mantiene como líder absoluto en su franja de emisión.

La mala programación

Aquí, la audiencia de la serie se ha resentido notablemente desde su estreno en La 1 al haber sido relegada a La 2 en sus dos últimas entregas. La misma situación se produce con "Perdidos", que, después de registrar una audiencia media cercana a los 15 millones de espectadores en 2007 en EE. UU., Televisión Española la trasladó a La 2, donde fue víctima de multitud de cambios en la programación. Aunque lograr las cifras americanas es algo impensables para TVE, las malas estrategias de programación de la cadena pública, que cuenta con algunas de las series internacionales de más éxito, han propiciado que "Perdidos" coseche unas más que discretas cuotas de pantalla.

Asimismo, la ficción revelación del pasado año, "Prison Break", se presentó en España como un "hit" que rompería moldes. Pero, los resultados no han acompañado a la popular serie carcelaria. El estreno de su tercera temporada, que emitió La Sexta, apenas superó el medio millón de espectadores y, a lo largo de su trayectoria en la cadena de Mediapro, mantiene su récord en el 6% de "share" y poco más de un millón de seguidores. En este caso, la reciente creación de La Sexta, que aún no cuenta con el 100% de la cobertura del territorio español, ha influido en la escasa repercusión de la serie en nuestro país.

El mayor contraste lo protagoniza "24", que aquí es emitida por Antena 3. Mientras que la serie, que está inmersa en su séptima temporada, obtuvo una audiencia media de 14 millones el pasado año en EE. UU., el baile de horarios que ha sufrido en la cadena de Planeta ha terminado por cansar a sus seguidores tras cuatro temporadas por encima de los dos millones de televidentes. Del "prime time" de los jueves al "late night" del domingo; la inconstancia de la cadena a la hora de programar la serie ha sido uno de los factores determinantes de su fracaso.

De capa caída

Otro ejemplo es la producción fantástica "Héroes". Considerada serie de culto por multitud de seguidores de todo el mundo, en España, la serie se emite en las televisiones de Forta -incluida Aragón Televisión-, lo que reduce substancialmente su público potencial. En su país de origen, "Héroes" se acerca al "top ten" de las ficciones más vistas, mientras que al otro lado del charco, gran parte de su fama se debe al "boca a boca" y a los diversos foros en Internet.

Lo cierto es que no toda la culpa del fracaso de estas producciones corresponde a las cadenas y a su poca puntería a la hora de programar y promocionar el producto. El papel que juega Internet ha resultado devastador en muchos casos. Todas las series anteriormente nombradas y muchas más, están disponibles en la red tan solo horas después de su emisión en EE. UU., llegando de forma casi inmediata a los internautas, que se descargan de forma gratuita lo último de sus series favoritas con meses de antelación respecto a las televisiones.

"Prison Break", "Smallville", "Mujeres desesperadas" o "House" se emiten en abierto en España y, sin embargo, la impaciencia de los usuarios y las facilidades que ofrece Internet provocan que estas series se sitúen entre los contenidos más demandados de la red. Ahora, queda abierto el debate para las cadenas, que tendrán que elegir entre desembolsar grandes cantidades de dinero por hacerse con los derechos de las series de calidad reclamadas por el público o resignarse y aceptar que el futuro está en Internet.

Etiquetas