Despliega el menú
Comunicación

TENDENCIAS

Pantalla gigante y palomitas para disfrutar de las series de televisión

Las cadenas recurren a las salas de cine como gancho promocional para atraer espectadores.

Una escena de la serie 'True Blood', cuya tercera temporada se preestrena hoy en un cine de Madrid.
Pantalla gigante y palomitas para disfrutar de las series de televisión
HBO

Hoy se estrena en España la tercera temporada de 'True Blood', pero los aficionados a la serie, que emite Cuatro, tendrán que salir de casa para poder verla. La cadena de Prisa ha invitado a sus fans a ver el primer capítulo de la nueva temporada en los cines madrileños Luna. Será un pase en versión original subtitulada, un pequeño avance que servirá para abrir boca antes del estreno en televisión, que en España se espera para finales de año.

En una sociedad cultural basada cada vez más en las comunidades de fans, las cadenas de televisión han descubierto el filón promocional que supone estrenar sus productos estrella en la gran pantalla. Los seguidores de 'Física o química' pudieron ver el pasado mes de mayo el primer capítulo de la quinta temporada en los cines Capitol de Madrid y series como 'Sin tetas no hay paraíso', 'Cuéntame cómo pasó' y 'El internado' también han sido promocionadas con pases previos en la gran pantalla. Esta última utiliza los preestrenos en cine como un gran evento que ha llegado a reunir a 1.500 fans. El resultado es un sarao promocional, miles de seguidores haciendo cola y, sobre todo, mucho ruido en foros y redes sociales. El objetivo es que el regreso de la serie no pase desapercibido a sus incondicionales.

La senda de 'Perdidos'

Los espectadores ya han cambiado el sofá de casa por la butaca del cine en grandes eventos, como partidos de fútbol y espectáculos musicales. Sin embargo, fue el esperado desenlace de 'Perdidos' el que demostró que un sector de población está dispuesto a pagar dinero por ver a sus personajes favoritos en la gran pantalla. El experimento abre la puerta a las cadenas para beneficiarse del pago de entrada a cambio de sus productos.

Las televisiones están demostrando una gran creatividad en medio de la incertidumbre que han traído internet y las descargas digitales. Cadenas como Antena 3 han impulsado páginas web donde los espectadores pueden ver sin publicidad y un día antes los capítulos de sus series favoritas. En sus primeros meses de vida, el visionado era gratuito: la cadena de Planeta solo quería que los fans mordieran el anzuelo. Ahora, ha puesto precio al servicio: por 1,95 euros, el espectador puede disfrutar antes que nadie de la serie y evitar la publicidad sin necesidad de recurrir al pirateo. Un negocio redondo.

Etiquetas