Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

DESPEDIDA

'Operación triunfo' se va con la cabeza alta

Más fuertes que los aplausos se escucharon las críticas.

Se fue 'Operación Triunfo' como llegó, con una audiencia de dos millones y medio largos que ya quisieran haberlos mantenido durante el mes y medio que han estado haciendo equilibrios en la parrilla. Paradójicamente, el ocaso del programa de cantantes de Telecinco es lo que ha logrado hacerlo revivir. El domingo, el apresurado cierre de 'O. T.', que acaba siete semanas antes de lo previsto, anotó un 14,7% de 'share' (2.576.000 televidentes), el segundo mejor registro después del estreno. 'O. T.' se va a lo grande, con un puñado de ex triunfitos arropando el adiós y la promesa de que harán de Nahuel, paraguayo de 19 años, una auténtica estrella.

Pero más fuertes que los aplausos se escucharon las críticas. «Viví los momentos más dulces de 'O. T.' y ahora vivo los más amargos. Nos duele en lo más hondo que se carguen un programa que ha promovido a través de un oficio los valores del rigor, la exigencia y el sacrificio», cerró su discurso Nina. David Bustamante aplaudía desde la grada.

Noemí Galera no pudo evitar emocionarse. Luego más serena, también lanzó un reproche: «Si no nos hubierais cambiado tanto de día, hubieran podido venir cantantes como Juanes, Kylie Minogue, Take That o Ricky Martin». «Te tocó cantar 'El apagón', ni que lo hubiera elegido el capo de Telecinco, Paolo Vasile», le dijo José Antonio Abellán a uno de los concursantes. «La música siempre estará ahí para alegrarnos la vida», zanjó Pilar Rubio, el domingo en un plano muy discreto, en el que hubiera querido estar desde el primer día.

Etiquetas