Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

TELECINCO

Muerte o redención

Telecinco ha grabado dos finales para el desenlace de 'Sin tetas no hay paraíso', que mantendrá hasta el último minuto la incógnita sobre la suerte del personaje de Miguel Ángel Silvestre.

Dos desenlaces alternativos de la serie
Muerte o redención
HA

¿Muere el Duque? Telecinco deja esta noche la intriga hasta el último momento, en el final de la segunda temporada de 'Sin tetas no hay paraíso'. La escena del protagonista, Miguel Ángel Silvestre, tendido en el suelo víctima del disparo de uno de sus narcos hace pensar que fallece tirado en la calle, al lado de Catalina, su amor. Pero la cadena de Mediaset ha grabado dos finales. Uno esperanzador, en el que el traficante arrepentido logra redimirse y salvarse. El otro plantea la imposibilidad de eludir las consecuencias de los propios actos y culmina con su muerte. Se emitirá uno de los dos. La otra interrogante que no se resolverá ahora es saber si habrá una tercera parte de esta ficción de éxito, con una media de 4 millones de espectadores. Silvestre, convertido en un ídolo de las féminas gracias a este título, está entregado al cine y, con un buen número de proyectos en marcha, da la espalda a la televisión, al menos de momento. Si persiste su actitud, como parece, la tercera parte de la serie tendría que dar un vuelco y alejarse de la idea original.

El recurso de elegir entre dos finales ya se ha utilizado en la ficción española con 'Médico de familia'. En 'Sin tetas no hay paraíso' servirá para mantener la tensión en los últimos minutos del que parece el desenlace final de la adaptación de la novela y posterior telenovela creada por el colombiano Gustavo Bolívar. Este guionista y escritor reflexiona sobre lo que en su país parece ser moneda corriente: jovencitas atrapadas y seducidas por los narcotraficantes. Es más, el autor ha señalado que la novela se pedía en las escuelas secundarias colombianas para prevenir a las niñas y evitar que cayeran en manos de los traficantes de drogas.

"En la adaptación española se han variado algunos de los elementos", recuerda Amaia Salamanca, Catalina en la serie. "En la novela inicial de Bolívar, la protagonista se opera los pechos para atraer físicamente a los narcotraficantes y poder tener una buena vida. Aquí no ha sido igual. Mi personaje tenía un complejo y se acaba operando, pero eso no le ha hecho más feliz, al revés, acaba teniendo una vida que no ha sido nada agradable", explica.

Una suerte de 'spin off'

Salamanca recuerda que todo el equipo se ha visto sorprendido por el espectacular despegue de Miguel Ángel Silvestre, todo un icono para muchas mujeres. "Es un chico muy atractivo y ha sido un placer trabajar con él", agrega. En el caso de que haya tercera temporada, la protagonista de 'Sin tetas…' reconoce que sin Silvestre no será lo mismo. "Está claro que toda la trama cambiaría, pero no por ello sería peor serie, simplemente diferente, un 'spin off' o algo así". El actor que interpreta al Duque hace tiempo que trabajaba en el cine y, este año, ha intervenido en una producción internacional junto a Timothy Hutton.

Buen rendimiento

Unos cuatro millones de espectadores de media han seguido las vicisitudes de Duque en esta segunda temporada, con un 23,9% de cuota, cinco décimas más que en la primera. En el último episodio, tras haber recuperado el dinero y los pasaportes falsos, Duque y Catalina inician la huida aunque deben detenerse a causa de las heridas sufridas por el narcotraficante. Catalina secuestra a un médico para que cure al Duque y, una vez en camino, se ven acosados por la Guardia Civil, el equipo policial de Torres y el propio Morón, con el que se enfrentará, de nuevo, a vida o muerte.

Etiquetas