Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

PRESENTADORA

Lucía Riaño: "Acepté sustituir a Susana Griso porque es un gran programa"

"Lo estoy pasando muy bien, pero sé que empecé con fecha de caducidad", asegura la presentadora de 'Espejo público' durante el verano.

Lucía Riaño sustituye a Susana Griso en 'Espejo Público'.
Lucía Riaño: "Acepté sustituir a Susana Griso porque es un gran programa"

Con esa sonrisa que parece esculpida, quién diría que Lucía Riaño (Madrid, 1975) se levanta para trabajar a la hora que muchos se acuestan a descansar. Cada mañana, a partir de las 9.00, se mira en el 'Espejo público' de Antena 3. Gracias a ella, Susana Griso disfruta de sus vacaciones.

¿Se ha acostumbrado ya a los madrugones?

Sí, lo llevo muy bien. La clave está en ser estricta con los horarios y estar en la cama a las diez y cuarto como tarde. Así que no puedo alargarme en las terracitas de verano, hago como los adolescentes, que a las diez tienen que recogerse. Pero me acostumbré enseguida.

¿Y a las comparaciones?

A eso no te acostumbras, pero es cierto que en este país nos encanta comparar. Si en tu calle colocan una farola nueva, seguro que te dicen que gustaba más la otra... Es inevitable que te comparen, lo hacemos todos, yo también como espectadora. Pero es un gusto que me comparen con una profesional como Susana Griso.

¿Ha hablado con ella?

El primer día me mandó algunos mensajes de ánimo. Me decía 'muy bien, campeona', 'ánimo que lo estáis haciendo fenomenal'. Siguió los primeros programas desde la playa, pero imagino que ya estará descansado completamente. Susana es una magnífica compañera.

La audiencia se ha resentido. ¿La 'culpa' ha sido del Mundial?

En ese sentido ha sido un virus, ha tenido mucho efecto pero era previsible. Y pensar otra cosa hubiera sido absurdo. Pero en la cadena están tranquilos y contentos con el resultado. Y yo estoy muy satisfecha, de verdad.

¿Satisfecha y agotada?

Sí, a veces, cuando acabo a las dos, me caigo redonda. Me podría dormir en el coche porque durante tres horas y media estás con el subidón, es un esfuerzo importante y al acabar viene el bajón.

¿Cómo es de distinto el 'Espejo' de Lucía respecto al de Susana?

A mí nadie me ha dicho no hagas esto o lo otro. Yo soy bastante espontánea y quizás esa es mi aportación, decir algo si me apetece. Aunque también soy muy correcta, claro.

Se le ve cómoda en esta 'silla'.

Es que es muy amoldable, muy agradecida. Lo estoy pasando muy bien pero empecé con fecha de caducidad. Cuando llegue septiembre lo echaré de menos pero ya sé que es un proyecto de verano.

¿Qué tantos se han apuntado?

El otro día dimos en primicia las fotos de Sara Carbonero e iker Casillas paseando por San Francisco. Yo estaba haciendo el programa y me chivaron por el pinganillo que acababan de hacerse con las fotos. Y yo decía para mis adentros: 'bien, bien, bien'. Me dio un subidón porque eso le da mucha vidilla al programa.

Salir todos los días en la televisión le estará dando una 'visibilidad' que no tenía antes...

Sí, te da visibilidad, pero tampoco despreciaría un trabajo porque no me aportara visibilidad. Ni los acepto por esa razón. Este es un pedazo de programa, por eso acepté.

¿Cómo lleva la pugna con la 'competencia', con Marta Fernández (Telecinco)?

No hemos coincidido pero nos conocemos. Marta ha demostrado que hace muy bien su trabajo, creo que las dos hemos demostrado que no lo hacemos mal. Yo no hablo de competencia, yo hablo de compañeros, porque todos estamos en el mismo negocio aunque ahora estemos en distintas cadenas. En esta profesión, nunca digas 'yo nunca trabajaría con...' porque a los tres segundos lo tienes sentado al lado.

Etiquetas