Despliega el menú
Comunicación

LA 2

Los últimos moriscos, en "Crónicas"

En el año 1568, los moriscos españoles se sublevaron en Las Alpujarras en protesta por el edicto de Felipe II que limitaba sus libertades religiosas, sublevación que fue aplastada tres años después y sus protagonistas repartidos por diferentes lugares de la Península; en 1609 fueron definitivamente expulsados.

Cuatro siglos después, casi 3 millones de moriscos viven en Marruecos y el programa de La 2 "Crónicas" recuerda este trágico aniversario en el reportaje "Los senderos de la nostalgia".

Intelectuales, diversas asociaciones e historiadores, tanto de Andalucía como del mundo árabe, reclaman al gobierno español y al Rey don Juan Carlos una reparación moral por el agravio y las vejaciones que sufrió esta minoría.

Los moriscos piden que se les conceda el derecho a la nacionalidad preferente, de la que ya disfrutan los descendientes de los sefardíes o los ciudadanos guineanos.

La propuesta ha levantado recelos en España, pero los descendientes de los moriscos aseguran que no hay razones para temer una avalancha a tierras españolas, que, de alguna manera, también son las suyas.

Un equipo del programa ha viajado a Marruecos para constatar la añoranza, las razones y el sentir de estos descendientes de andalusíes, que fundaron en aquel país las ciudades de Xauen y Tetuán.

Ellos siguen manteniendo sus costumbres, tanto en la comida, en los vestidos y en los refranes como en la artesanía, y muchas de estas costumbres se reconocen en los pueblos de España, sobre todo de la Alpujarra granadina, como pudo comprobar este equipo de "Crónica".

La música andalusí es uno de los vestigios de su pasado, que en Marruecos es la música culta por excelencia, pero también muchos estilos de flamenco tienen reminiscencias de las nubas andalusíes.

Etiquetas