Despliega el menú
Comunicación

TV

Los cambios de la Transición llegan a la vida de los Alcántara en 'Cuéntame'

La undécima temporada de la serie arranca con la legalización del Partido Comunista.

La familia Alcántara se marcha al pueblo para disfrutar de las vacaciones de la Semana Santa de 1977. Todo transcurre con normalidad, hasta que la noticia salta en la mañana del 9 de abril, Sábado Santo: el Partido Comunista es legalizado. Con este punto de partida, arranca la undécima temporada de 'Cuéntame cómo pasó'.

 

Para este nuevo curso, cuyos capítulos se comenzaron a rodar esta semana en los estudios de Pinto (Madrid), no habrá ninguna novedad en cuanto al reparto; pero sí en el tono de la serie. 'Cuéntame' se destapa y da rienda suelta a la comedia.

La libertad que empieza a notarse en España hace que en la serie también se "respire" esa alegría. "Los españoles veíamos que existían 200 partidos. Era algo asombroso. La gente hablaba de política en la calle", explicó Imanol Arias, que también tendrá que darle una vuelta a su vida familiar por culpa de la angina de pecho que ha sufrido y en cuya recuperación su familia ha jugado un importante papel.

 

Como consecuencia de esta dolencia, Tony ha dejado la primera línea del reporterismo para ocupar el puesto de su padre en el timón de 'Alcántara Rotopress', el negocio familiar que continúa capeando con dificultades las turbulencias económicas de 1977. "El trampeo de dinero va a ser fundamental en esta nueva temporada", apuntó el actor vasco.

 

Por su parte, Mercedes lleva los libros de contabilidad de dos empresas: la peluquería y la imprenta, por lo que tiene poco tiempo para los estudios en la Universidad. Una situación que sortea gracias a la ayuda de su compañero Arturo, una amistad bohemia que le ofrece una visión de la realidad social desde un ángulo menos conservador. Este hecho provoca que "Merche esté en todas partes", según su protagonista, Ana Duato. "También está muy preocupada por los niños, que cada vez son más mayores", apuntó.

Antonio, el político

Además, apoyará a su marido, que decide meterse en política tras ver a Adolfo Suárez en acción. La empresa familiar es la encargada de hacer los carteles y la propaganda electoral y los miembros del partido le animan a presentarse, dado su perfil y su relación con la gente.

 

Por su parte, Carlos Alcántara (Ricardo Gómez) ya no es Carlitos, y en esta temporada, empeñado en convertirse en una persona independiente, consigue su primer trabajo como ayudante de proyeccionista en un cine con un sueldo de 6.000 pesetas al mes. La abuela de los Alcántara, Herminia (María Galiana), sigue siendo una pieza fundamental dentro de su hogar y del barrio, donde sus parroquianos comentan la actualidad política sin tener que callarse cuando ven a la autoridad.

Etiquetas