Despliega el menú
Comunicación

CADENAS

La televisión se pasa al papel

Los programas de más éxito de la televisión dejan a un lado los píxeles y prueban cómo les sienta el negro sobre blanco. Con motivo de San Jorge, muchas librerías sacarán hoy a sus escaparates un buen puñado de títulos relacionados con la pequeña pantalla

Que las grandes novelas pasen a la pantalla es un fenónemo al que estamos habituados; sin embargo, que sea la tele la que dé el salto al mundo editorial es un hecho relativamente nuevo. El Día del Libro es un buena ocasión para curiosear en el escaparate catódico-librero que, visto lo visto, debería tener muchos pero que muchos metros de expositores, porque prácticamente cada programa de éxito ha tenido su reflejo literario.

La conexión entre Cuatro y la editorial Aguilar es una de las más fructíferas. Ambas empresas forman parte de Prisa y, así, no es de extrañar que todos los programas "coach" de Cuatro tengan su propio libro: "Soy lo que como", "S.O.S. Adolescente", "Supernanny"... La madrina de todos estos espacios, Raquel Sánchez Silva, también se atrevió el mes pasado a publicar un libro de consejos sentimentales, "Cambio príncipe por lobo feroz", con unas sentencias que harán las delicias de las mujeres liberadas del estilo de "Sexo en Nueva York".

Aunque si de consejos se trata, no hay que olvidar el dietario de Cuca García Vinuesa, multicolaboradora de las tertulias del corazón, que, en "Hijos de su madre. La adolescencia continúa después de los 30" (MR Ediciones), ofrece un manual plagado de anécdotas sobre cómo educar a unos hijos ya metiditos en años...

Otra cadena que cuenta con un extraordinario respaldo editorial es Antena 3: no en vano, Planeta es su accionista mayoritario. Es curioso que ésta sea la editorial en la que Buenafuente ha vuelto a reunir sus mejores monólogos en un libro, "Digo yo", que seguro será un "best seller" en el día de hoy.

Sus compañeros de "Sé lo que hicisteis" también triunfan relatando el anecdotario de "la cueva" del programa, así como otro personaje catódico por excelencia, Risto Mejide, que, interpretándose una vez más a sí mismo, vende su filosofía de vida en "El pensamiento negativo". Precisamente de la extirpe de "Operación triunfo", "Gran hermano" y otros "realities" comenzaron a surgir -en tiempos- revistas que inundaron los quioscos y que han derivado, ahora, en libros "hechos y derechos" de mucho volumen.

Estudios "serios"

Al margen de los libros de actualidad relacionados con el mundo de la televisión, también hay novedades entre los escritos por los profesionales o los estudiosos del medio. Con motivo del 50 cumpleaños de TVE, el año pasado se publicaron todo tipo de memorias nostálgicas y de sesudos balances sobre el ente público español. Entre los primeros, acaso la más reseñable sea la obra de Lorenzo Díaz "50 años de TVE" (Ed. Alianza), que incluía un DVD con las mejores imágenes y programas de su historia. Entre los segundos, Ramón Tijeras sacó punta a las cinco décadas de ente público en "Las guerras del Pirulí" (Ed. Debate).

"Vemos mucha televisión, pero sabemos poco sobre ella", opina la turiasonense Sira Hernández, que acaba de publicar "La historia contada en televisión", un libro que ahonda en la bibliografía sobre el documental de divulgación histórica en España. Hernández, doctora de la Universidad de Navarra, afirma que "la literatura televisiva está, salvo honrosas excepciones, huérfana de estudios serios, rigurosos y contextualizados sobre la evolución de este medio en España". En este contexto, su libro pretende realizar una aportación, a través del estudio del documental histórico, que, "a pesar de haber sido ampliamente cultivado por los realizadores televisivos españoles y respaldado por la audiencia cuando los títulos poseían calidad y eran programados en horarios razonables, no ha sido lo suficientemente investigado".

Etiquetas