Despliega el menú
Comunicación

TELECINCO

Julián Muñoz pedirá perdón en la entrevista de Telecinco

La Fiscalía Anticorrupción investigará los cobros de Luis Roldán y el ex alcalde de Marbella por sus exclusivas en esta cadena.

Críticas, protestas e, incluso, investigaciones judiciales. Qué más da. Telecinco hace de su capa un sayo, programa esta noche la entrevista exclusivísima (y promocionadísima) con Julián Muñoz y ya se frota las manos pensando en los récords de audiencia. De hecho, en la cuota y el 'share' radica todo el interés de la noche, porque lo que diga o deje de decir Julián Muñoz a la mayoría de españoles se la trae al pairo. Los espectadores, por segunda semana consecutiva, tan solo podrán expresar su indignación a través del teléfono móvil, mientras ven a un convicto con seis condenas por delitos urbanísticos explicar cuál es la receta del pollo a la Pantoja. O ni siquiera eso.

Lo grave del caso es que, además, el reo en régimen de tercer grado penitenciario se ha salido con la suya. Hoy no habrá entrevista-entrevista, sino que todo lo que pueda verse en Telecinco -en un 'más difícil todavía' dentro del cinismo mediático- será una serie de declaraciones montadas una tras otra. Jordi González dará paso a unas y otras, después de que Muñoz pidiera 'confesarse' con los servicios informativos de la cadena, ya que Ana Rosa Quintana no debía parecerle suficiente. La periodista que responde a las siglas AR, en una suerte de James Bond mediático y cañí, suficiente tendrá con que el juez no la llame a declarar en calidad de propietaria de la productora (Cuarzo) que ha 'conseguido' la entrevista.

Embargo de cuentas

De hecho, lo más ha escandalizado es que Telecinco vaya a pagar 350.000 euros a Julián Muñoz y, por supuesto, ante tal despropósito, el fiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido solicitó ayer a la Fiscalía Anticorrupción que investigue estos cobros. Este y los supuestos 50.000 euros que se llevó el ex director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, por escapar vivo el pasado viernes del fallido sitio al que María Teresa Campos quiso someterle.

Conde-Pumpido ha pedido al departamento que dirige Antonio Salinas que abra diligencias para evitar que los dos condenados puedan desviar este dinero a cuentas bancarias situadas fuera de España y proceder a su embargo en el caso de que se demuestre que han percibido alguna cantidad por conceder las exclusivas.

Mientras la justicia pone en marcha sus lentos engranajes, Jordi González afirma que su único objetivo es que Julián Muñoz pida perdón. Pero, como solicita una plataforma de conspicuos espectadores: "¿No sería más interesante que Telecinco explicara si las 'doce causas' de los 'doce meses' que predica se refieren a 'causas penales'". ¿Y qué opinará Mayte Zaldívar de todo esto?

Etiquetas