Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

PROMOCIÓN

Ibn Paquda, un judío universal zaragozano

Mañana, por solo 1,5 euros más, HERALDO ofrece la novena entrega de la colección Biblioteca Aragonesa. Un libro que armoniza religión y filosofía con claridad y lógica, y que se publica en una nueva edición a cargo de Joaquín Lomba.

Ibn Paquda, un judío universal zaragozano
Ibn Paquda, un judío universal zaragozano

Como tiene nombre complicado, para nuestros austeros usos españoles, la divulgación popular lo ha llamado Abenpakuda, y para identificarlo aún más fácilmente se le ha conocido como el Kempis judío, aunque para las nuevas generaciones españolas, tan laicistas como se teme Ratzinger, eso de Kempis les suene a chino. Aunque algo fundamental distingue al hispano judío del germano cristiano. Si Tomás de Kempis, autor de 'La imitación de Cristo', se dirigía al monje, al hombre apartado de la sociedad, ibn Paquda lo hace al hombre inmerso en ella. Eso da razón de su vigencia.

Ibn Paquda, como ahora lo conocemos, es una de las personalidades más universales de la teología judía, pero también de la ascética y la mística en general, y su obra 'Los deberes de los corazones' -que es un título también facilitado, o sea, resumido-, uno de los libros más consagrados del judaísmo, un manual de vida interior que subraya la primacía de los deberes del corazón, razón y sentimiento, en bien de la rectitud de la conducta humana y para el mejor conocimiento de Dios. Con el prójimo, dice, cuenta lo que hacemos; pero en las relaciones con Dios cuenta la intención. Su tesis fundamental es la distinción entre los actos externos religiosos y los internos e íntimos, los de los corazones, que son los que tienen verdadero valor

Un libro capital que, para mayor atractivo para nuestros lectores, está hecho por un zaragozano universal, aunque la mayoría de sus paisanos lo desconoce, o conoce precariamente. A excepción, claro, de nuestro ilustre vecino Joaquín Lomba, uno de sus mayores especialistas mundiales y el preparador de esta edición del HERALDO.

Ibn Paquda fue un judío del siglo XI que vivió en la España musulmana, en tiempos en que la convivencia de religiones era posible. Y eso que ahora somos más civilizados, o eso decimos. Y su mensaje podía ser asimilado por los creyentes de cualquier religión. Porque, en definitiva, se trata de una ética, como los Proverbios del Antiguo Testamento, realizada con claridad y lógica. El libro de Paquda quiere armonizar religión y filosofía, tal como pretende hoy el propio Benedicto XVI. El libro, escrito originalmente en árabe, fue traducido al hebreo, y posteriormente a muchos otros idiomas, alemán, francés, italiano..., y al español, pero hace mucho mucho tiempo. Gracias al profesor Lomba, una nueva traducción reaparece en nuestra lengua, la que publica la colección de obras maestras de HERALDO. Un acontecimiento literario.

Etiquetas