Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

GRAN HERMANO

El autobús de "Gran Hermano" para en Huesca

Tan solo unas 50 personas se presentaron al castin realizado ayer en plenas fiestas de San Lorenzo.

Gran Hermano", el "reality" que revolucionara el mundo de la televisión hace ya más de ocho años, prepara una nueva edición y para ello hizo escala en Huesca. El autobús en el que se realizan los cástines de la décima edición de este programa llegó ayer a la capital oscense, donde durante todo el día se atendió al medio centenar de candidatos que se presentaron. El éxito de convocatoria fue escaso y el hecho de organizarlo en plenas fiestas de San Lorenzo, una coincidencia.

Por mucho que se esfuercen desde la productora, después de nueve ediciones el factor sorpresa se diluye, en lo que a los concursantes se refiere. La mayoría de los aspirantes son fieles seguidores de este formato y llevan ya el papel muy aprendido. "He visto todas las ediciones, y ya sé perfectamente cómo va todo, lo tengo más que estudiado", comentaba Abel Fernández, un barcelonés que vino de propio al castin de Huesca. Este joven, "de profesión gogó", cree que debe entrar en la casa porque "el mío es un personaje que todavía no se ha visto en ninguna de las ediciones", aseguraba Abel.

Pero si algo tienen en común todos los participantes en "GH" es una personalidad muy extrovertida y grandes dosis de confianza en sí mismos y en la posibilidad de ganar el concurso, pues, a fin de cuentas, todos buscan hacerse con el codiciado premio. "Me he presentado porque quiero entrar y ganar, a ver si así me compro un piso", comentaba la oscense Diana García. "Entro por el dinero, lo reconozco. Yo podría aportar mucha simpatía, pero también muchos enfados, pues tengo mucho carácter", afirmaba Diana.

Y si de lo que se trata es de aportar cosas nuevas, la imaginación no tiene límites. Fernando Viu, natural de Torla, "animaría mucho a las chicas dentro de la casa". Comentó que en las últimas ediciones solo se ven llantos y que él traería mucha alegría. "Yo lo daría todo… y me lo sacaría todo también; soy 'stripper' y no tengo ningún reparo. Haría mucho 'edredonning". Al igual que el resto de aspirantes, Fernando ya lo tenía todo planeado. "Si gano, montaré un bar en Ibiza con estas dos chicas (dijo señalando a las dos explosivas mujeres que le acompañaron al castin). Ellas serán quienes vayan a plató para defenderme mientras yo esté dentro", afirmaba este "stripper" de 37 años de edad.

Los aspirantes a entrar en la casa se debieron someter a una primera entrevista de preguntas biográficas. Además, también tuvieron que contestar a algunas cuestiones sobre cómo es su vida privada y cómo reaccionarían ante circunstancias atípicas. El tour de "Gran Hermano" comenzó el pasado 10 de agosto en Madrid y en los próximos días recorrerá diversas localidades españolas como Benicasim, Salou, Cartagena o Ibiza, entre muchas otras.

Etiquetas