Despliega el menú
Comunicación

PUBLICIDAD

De la Vega rechaza la posibilidad de eliminar la publicidad comercial en TVE

La vicepresidenta del Gobierno insta a las televisiones autonómicas a reproducir el modelo del ente público para fomentar la pluralidad y la "calidad democrática"

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, rechazó ayer la posibilidad de acabar con la publicidad comercial en Televisión Española y aseguró que el Gobierno apostará por una reordenación del mapa audiovisual en 2010. De la Vega, que inauguró el seminario "Las nuevas fronteras de la televisión: formatos y contenidos que vienen", dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense, subrayó el compromiso de la televisión pública estatal a recortar, de forma gradual hasta el 30%, la publicidad institucional, aunque no a limitar la comercial.

Tras recordar el aumento publicitario que tuvo lugar durante la anterior legislatura -a su entender, como consecuencia de la promoción de normativas como la Ley de Igualdad o la Ley de Dependencia-, De la Vega hizo mención a la reducción de anuncios de tres minutos, a la que se ha comprometido la cadena pública, para el año 2010.

La vicepresidenta resaltó la "eterna discusión" que supone el "juego publicitario" entre el espacio de la televisión pública y la privada, por lo que abogó por que ambos "convivan y coexistan" anteponiendo la "calidad, el entretenimiento y la sostenibilidad económica". En este sentido, recomendó a las cadenas autonómicas reproducir el modelo "de ajuste económico y responsabilidad social e independencia" de TVE con el fin de lograr una mayor pluralidad y "calidad democrática". Para ello anunció su intención de que haya una serie de "aproximaciones" para conseguir que todas las televisiones públicas sigan a la televisión estatal en un futuro.

Se trataría de una apuesta por "criterios de calidad, sostenibilidad y rentabilidad". Y es que, según opinó la vicepresidenta, "España hoy cuenta con una radiotelevisión pública estatal desgubernamentalizada, que se rige por patrones comerciales y de servicio público", delimitados en un Mandato marco. "En apenas cuatro años hemos dado pasos de gigante en ese camino de independencia que han conseguido los medios públicos estatales", estimó.

Reordenación audiovisual

Ante el aluvión de cadenas de ámbito nacional, regional y local que se estima que estén operativas en Televisión Digital Terrestre (TDT), la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se mostró partidaria de "cerrar el mapa digital" y establecer una "ordenación en 2010 del mapa audiovisual para su viabilidad".

En este sentido, la vicepresidenta anunció que el Ejecutivo aboga por "un escenario audiovisual moderno, un sector que venda calidad y en el que se den las condiciones para el salto al futuro que posibilitan las nuevas tecnologías". A su vez, el Ejecutivo pretende que la ley "asegure el respeto de los derechos de los ciudadanos e introduzca equilibrio en el sector audiovisual", de manera que se "cierre el mapa digital" y se reordene con el máximo acuerdo posible.

De la Vega respondía así a la reclamación del presidente de las televisiones comerciales y de Telecinco, Alejandro Echevarría, quien pidió medidas radicales al Gobierno por el sombrío panorama que se presentaría ante el "apagón analógico", por la multiplicidad de canales y operadores piratas en el tránsito a la TDT.

Etiquetas