Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

CUATRO

'Callejeros' visita la barriada de 'La Corta'

El programa de reportajes se desplaza hasta una de las peores zonas de Málaga.

'Callejeros' vuelve este viernes a Cuatro, a partir de las 22.40, con 'La Corta'. A 10 minutos del centro de Málaga se erige la barriada de 'La Corta', un gueto formado por seis calles en las que viven decenas de familias ajenas al mundo civilizado.

"Es el peor lugar de España para vivir", cuenta una vecina harta de pasar penurias. Un sitio concebido como zona de paso por la Junta de Andalucía y que terminó siendo definitivo para familias sin recursos. El 85 por ciento de la población está parada. Aquí no es extraño ver a una mujer dormir dentro de la bañera de su casa. Algunos viven de la economía sumergida.

"Yo soy prestamista y nadie me deja de pagar", cuenta el patriarca, que colecciona armas en su casa. De noche empieza el trasiego de gente que entra y sale de "una casa caliente". 'La Corta' es un reportaje de Lucía P. Valero.

"Lloré la primera noche que dormí bajo techo". Así de emocionada nos habla Yoli, una mujer de Jerez de la Frontera, cuando recuerda que hace mes y medio dio una patada en la puerta de la casa donde ahora vive con su familia.

En Navalcarnero, María vive con sus hijos en casa de su tía después de que el banco se haya quedado con su casa por impago. Antonia reside con su familia en Barcelona. Se fueron de vacaciones y cuando regresaron su casa había sido ocupada por unos desconocidos que aseguran haberla comprado. Desde entonces, Antonia, la verdadera dueña de esta vivienda, asegura: "Me han robado la vida".

España es el país europeo con mayor número de casas vacías, con más de un millón seiscientas mil viviendas deshabitadas. 'Patada en la puerta' es un reportaje de Paula Olivares.

"Esto parece Kosovo", cuenta un vecino del casco vello de Ferrol, mientras pasea por las casas en ruinas que pueblan las casi desiertas calles del barrio. En Ponteceso, el problema es más peliagudo. El terreno presenta un desnivel que crece milímetro a milímetro. La causa, unas obras de aparcamiento y nuevas viviendas acometidas en la parcela vecina.

"Mira", dice una mujer que suelta una bola de billar en el suelo de su vivienda que cae cuesta abajo y sin frenos. En Lavapiés, Madrid, una señora cocina lentejas entre postes y vigas, y su cama está metida en un agujero sin garantías de seguridad. El baño del vecino, junto al hueco de la escalera tiene unas telarañas que cuelgan a modo de lámparas.

Etiquetas