Comunicación
Suscríbete por 1€

Miguel Ángel Muñoz, actor: "UPA Next no es un reencuentro, no hay segundas partes buenas"

El intérprete madrileño y el personaje 'Rober' cruzan 20 años después sus caminos en la serie que nace del proyecto de 'Un paso adelante'.

El actor Miguel Ángel Muñoz en la alfombra roja
El actor Miguel Ángel Muñoz en la alfombra roja
Efe

Parece que por él no pasan nunca los años. Miguel Ángel Muñoz (Madrid, 1983) se reencuentra dos décadas después con uno de sus personajes más icónicos, Rober. Ese con el que brilló, cantó y bailó en la pequeña pantalla en 'Un paso adelante' (UPA). La serie que revolucionó la televisión y movilizó auténticas masas regresa a la televisión rebautizada como UPA Next (Atresplayer). Eso sí, pese a que el embrión del proyecto se alimenta de su antecesor y la apuesta va en la misma línea, los protagonistas insisten en que no se trata de un reencuentro. "Es una serie nueva, con nuevas caras. A mí no me gustaría ver lo mismo", zanja el actor.

¿Por qué se afanan en marcar distancias entre las dos series?

Porque nunca me han gustado las segundas partes; UPA Next no es un reencuentro. Si fuese un regreso tendrían que estar Pablo Puyol o Natalia Millán, entre otros. Sí están Mónica Cruz o Beatriz Luengo. He mantenido contacto con todos los compañeros de entonces. Pero eso ya se vio, ya se contó. Lo que hay que hacer ahora es presentar algo nuevo. Han pasado ya veinte años, a mí no me gustaría ver lo mismo. Eso sí, que se recupere a algunos personajes históricos me parece buena idea para los seguidores más nostálgicos. Es, en cierto modo, un spin-off (serie derivada), como 'Aida' lo fue de 'Siete vidas'.

¿Cuando le platearon el proyecto le ilusionó revivir un personaje que le marcó o pensó que esa puerta debía cerrarse?

Me costó mucho tomar la decisión. A nivel personal, tanto como profesional, tenía mucho respeto al éxito que conseguimos. UPA era una serie avanzada a sus tiempos y revolucionó el sector, consiguiendo que en la Gran Vía haya ahora una amplia oferta de proyectos de artes escénicas que antes eran escasos. Y por eso, hasta que no me leí el quinto capítulo no di el 'sí'. En la serie yo vengo de Miami con el objetivo de encontrar los mejores talentos para que vuelva UPA Dance, que era el grupo musical. Trabajo en la escuela de baile Carmen Arranz -la misma de UPA-, pero a partir de ahí empieza una nueva serie. Otro camino.

No podrá negar que sentiría una especie de 'déjà vu' cuando volvió a pisar la academia.

Lo sentí cuando un día cenamos todos con Lola Herrera (interpretará nuevamente el papel como directora de la escuela). Fue una escena muy nostálgica que me puso la piel de gallina. También fue impactante pisar el plató y revivir recuerdos de cada esquina.

¿Cómo se ha encontrado al personaje?, ¿mantiene esa pizca de arrogancia de entonces?

Ha evolucionado a los nuevos tiempos, y así debía ser. Es verdad que no podemos perder la esencia del 'Tito Rober', porque el espectador nostálgico podría sentirse defraudado, pero a la vez debemos estar muy pendientes de los límites de la sociedad. Del personaje de hace veinte años ahora mismo no se podría emitir ni la mitad. Es cierto que esa es su identidad, pero nos conviene que en una serie juvenil se creen referentes positivos.

¿No le da miedo que lleguen a confundir la persona con el personaje?

Afronto el papel con la misma ilusión de entonces. Me divertí muchísimo con él y me estoy divirtiendo muchísimo ahora. Con 18 años no tenía ningún prejuicio ni reparo en lo que hacía, si iba a caer bien o mal mi personaje. Y ahora más de lo mismo, porque no tengo la preocupación de que la gente vaya a confundir la persona con el personaje. Y eso me hace estar muy tranquilo.

Tuvo que aprender a bailar para acceder al primer 'casting'. ¿Cómo ha sido ahora la preparación?

Mentí para entrar. Era el único que no era ni bailarín ni cantante. Llevaba ocho años como actor y quería irme a Estados Unidos a una academia de interpretación para hacer lo que luego terminaría haciendo mi personaje. Cada rodaje era un aprendizaje para mí. Así que ahora estoy lesionado (ríe). Nado a diario para poder estar en forma. Porque hay algún guiño, por supuesto, al 'Rober' que bailaba de entonces.

¿Siente que ejerce casi un rol de padrino, junto con Mónica Cruz y Beatriz Luengo, para la nueva generación de actores de la serie?

Que nos puedan tener como referentes me ilusiona. Es muy bonito que nos pregunten cómo nos fue, aclarar dudas de la historia de la serie... Somos una familia que quiere lanzar a través de una ficción unos valores a la sociedad de esfuerzo, de luchar por un objetivo de forma sana.

¿Se encuentra en el mejor momento de su carrera?

Siempre intento pensar que lo es, pero sí es cierto que este puede serlo. La semana que viene estreno 'Daddy Daughter Trip', pero también sigo de gira con 'El síndrome del copiloto' y dirigiendo '100 días con la Tata'.

Hoy recibe además el premio del Festival.

Me sorprende la vida todo el rato, me hace mucha ilusión porque además viene gente de mi entorno para estar conmigo.

¿Sigue llevando la almohada de su infancia allá donde va?

Sí, me la he traído a Vitoria, sino no puedo dormir (ríe).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión