Comunicación
Suscríbete por 1€

Calleja: "Para que un pueblo funcione tiene que tener escuela, buena conexión a internet para el teletrabajo y un bar"

El aventurero leonés presenta en Cuatro lo nuevo de 'Volando voy', donde muestra las oportunidades que ofrecen los pueblos. "Empieza a sonar la 'España vaciada', pero tampoco veo que se aporten soluciones", dice.

Jesús Calleja durante la grabación del primer programa de la nueva temporada
Jesús Calleja durante la grabación del primer programa de la nueva temporada
HA

"Queremos conocer la vida de los pueblos porque casi nadie habla de ellos, tampoco desde la política", asegura el presentador y aventurero Jesús Calleja (Fresno de la Vega, León, 57 años), que regresa este miércoles por la noche a Cuatro con la séptima temporada de 'Volando voy' (22.45), un formato que pretende luchar contra la despoblación y reivindicar las oportunidades laborales y personales que ofrecen estos pequeños municipios que, según el comunicador, son los grandes olvidados de nuestro país. "Y ahora empieza a sonar la 'España Vaciada', pero tampoco veo a nadie que aporte ninguna solución. Esta gente existe, son españoles, pero a veces parece que hay una España de dos velocidades", lamenta el leonés.

La nueva temporada del exitoso programa de Mediaset, producido en colaboración con Zanskar Producciones, cuenta con una tanda de siete nuevas entregas en las que habrá más variedad de paisajes, protagonistas entrañables y nuevas misiones colectivas. El espacio estrena grito ("¡Todos a una!") con el que pretenden "unir a las gentes de los pueblos para trabajar juntos y lograr objetivos que perduren en el tiempo". "Pensamos que sería un buen lema después de haber pasado la pandemia", añade el presentador.

En la primera entrega, Calleja y su equipo visitarán la Costa da Morte, que se extiende a lo largo de más de 200 kilómetros por el norte y noroeste de Galicia. En este lugar, 'Volando voy' asumió uno de los grandes retos de la historia del formato y movilizaron a sus vecinos para concienciar sobre la contaminación por residuos plásticos y participar en una limpieza subacuática del puerto de Camariñas y de la Ensenada da Basa, que forma parte de la ría del pueblo.

Además, el formato estará en la Sierra del Segura (Albacete), en la que visitarán el pueblo de la película 'Amanece que no es poco'; la Sierra de las Nieves (Málaga), que será declarada Parque Nacional con el programa como testigo; Pallars Jussà (Lérida), donde 'Volando voy' ayudará a restaurar el telón publicitario más antiguo de España; Las Merindades (Burgos), un lugar cuyos habitantes trabajarán con Calleja para recuperar un antiguo jardín renacentista en un monasterio del siglo XIII; y la Sierra de Gata (Cáceres), donde el programa tratará de unir tradición y tecnología montando junto a los habitantes de la zona una carrera de autos-locos eléctricos. También Calleja estará en El Bierzo (León), en una entrega en la que recuperarán un antiguo canal romano con más de 2.000 años de antigüedad para convertirlo en senda.

"Llegamos a un sitio en el que hay un problema y vamos a resolverlo. Es el hilo conductor. Queremos dar a conocer la vida de los pueblos", explica Calleja sobre este formato reivindicativo que pretende ayudar y "dar a conocer lo que ocurre en esa España tan poco contada".

Ocho vecinos y Calleja

Él vive en una aldea de ocho habitantes en la provincia de León en la que no puede comprar nada, porque no hay ni panadero ni tiendas de alimentación. "La gente de los pueblos come congelados porque no hay alimentos frescos. Este programa es un altavoz para todas aquellas personas que nos cuentan esta cantidad de cosas que ocurren", subraya.

Porque, según asegura el aventurero leonés, en los pueblos hay oportunidades pero hay que encontrar "fórmulas para que la gente vaya". "Para que funcionen tienen que tener una escuela, buena conexión a internet para el teletrabajo y un bar, que es donde se toman las decisiones. Esta ecuación no siempre se suele producir", agrega Calleja, al tiempo que alerta de la preocupante "velocidad" con la que están desapareciendo estos pequeños municipios. "En esta generación se calcula que desaparecerá el 40 por ciento de los pueblos. Si no hacemos nada, la despoblación es abrumador"», avisa.

Para ayudar en esta tarea, el propio Calleja pilota un helicóptero para mostrar las bondades de la localidad y subir a paisanos para que cuenten su historia. Volar, cuenta, le ha gustado "desde siempre". "A los 23 años me saqué la licencia de piloto de avión. Me lo he pagado todo yo y he llegado a hipotecarme para pagarme los estudios de vuelo".

'Volando voy' es uno de los formatos con mejor rendimiento en Cuatro. Cerró su anterior temporada con un 7,1% de share y una media de 820.000 espectadores. "Las audiencias son el sensor donde se mide si lo que contamos interesa a la gente. Si no damos el dato, pues se acaba y tenemos que reinventarnos. No me obsesiona porque entonces no tienes vida", confiesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión