Comunicación
Suscríbete

Dani Rovira: "Si no se hace con maldad, soy de los que dice que nos podemos reír de todo"

El cómico, actor y presentador Dani Rovira vuelve a ponerse al frente de 'La noche D', el programa que estrena segunda temporada mañana en La 1.

El actor Dani Rovira
El actor Dani Rovira
Raul Tejedor

Vuelve a los platós el actor Dani Rovira (Málaga, 40 años) con la segunda temporada de 'La noche D', el show nocturno que La 1 de TVE estrena este miércoles (22:40 horas) con el futbolista Marcelo Vieira y su esposa, la actriz Clarice Alvez, como primeras estrellas invitadas. Además, las nuevas entregas del programa producido por la cadena pública, en colaboración con Good Mood y The Pool, incorporan a Silvia Abril, Edu Soto y Mariam Hernández como colaboradores.

Conseguir una segunda temporada en los tiempos que corren tiene su mérito.

Una llamada de Daniel Écija (el productor) en verano me confirmó que seguíamos. Supongo que se tardó más en confirmar porque ha habido un cambio de la cúpula de TVE y entendíamos que tenía que llegar la gente nueva. Estamos muy orgullosos.

El final de la primera temporada dejaba la continuidad un poco en al aire.

No recuerdo cómo nos despedimos, pero sí, no podíamos decir nada. En la tele no te puedes pillar los dedos dando por seguro nada hasta que no se sientan los mayores y lo firman. Tenía la esperanza de que íbamos a seguir, porque la media de la audiencia era un poco más alta que la de TVE y todo el mundo estaba contento, con críticas muy buenas.

¿Se ha visto después como presentador?

-Sí, he hecho autocrítica. Los programas después los veía desde el punto de vista del disfrute, para ver a los compañeros. He aprendido mucho viéndome para ver qué cosas hacía que no me gustaba o cosas que sí realizaba, no me daba cuenta y tuvieron un resultado muy chulo. Cuando uno está en el plató dirigiendo, uno no sabe muy bien qué es lo que ha pasado. Sigo siendo nuevo en estas labores. Por muchas tablas que tengas en la comedia, conducir un programa de este calibre te hace seguir aprendiendo.

Le vamos a ver realizando más entrevistas íntimas fuera de plató. ¿Cómo se las ha preparado?

-En estas entrevistas que van a ser fuera, pues al final la temática de cada programa nos sirve como disparadero para hablar de mil cosas. Me ocupo de ver la película que promocionan porque a la hora de tener una charla con ellos, te da la posibilidad de salirte del guion. Vamos muy bien reforzados con el guion, con entrevistas muy bien formuladas.

¿Hay espacio para la improvisación en 'La noche D'?

Hay mucho guion. Al principio sí que me agobiaba mucho porque eran siete u ocho invitados por programa y había mucha documentación de todos. Vienen amigos míos pero hay otros a los que no tienes muy controlados. Es un programa que tiene el espíritu de la década de los 90 pero adaptado al siglo XXI. Si hay cómicos, déjales volar.

¿Qué invitados le gustaría tener en plató?

Dicho queda que han venido invitados que en la vida me esperaba que íbamos a poder tener. No quiero nombrar a ninguno para no hacer feos a nadie, pero fue muy especial tener a Emilio Aragón tras años sin aparecer en televisión o el reencuentro de Martes y 13. Y siempre digo a mis tres deseados. El día que estén en el sofá Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat o Miguel Ríos, me podré retirar tranquilo.

¿Considera el humor como una válvula de escape?

-Siempre lo ha sido para cualquier cosa que suceda, ya sea una crisis económica o un desastre ambiental. Al final nos estamos empezando a acostumbrar a esta especie de apocalipsis a pellizcos, por eso creo que este programa es como un oasis para poder olvidarte de los problemas o del ruido constante que no te deja escuchar. Aquí todos somos cómicos y lo notamos mucho cuando salimos al escenario, la gente está que se ríe encima y está deseando tener motivos por los que reírse.

¿Ha servido la comedia para llevar mejor su enfermedad?

Para mí el humor siempre ha sido una válvula para escapar. Siempre digo que el humor es un lubricante maravilloso para decir verdades o para la crítica social.

¿Y nos podemos reír de todo?

Yo creo que si no se hace con maldad o intención de hacer daño, soy de los que dice que nos podemos reír de todo. Entiendo que haya gente que se pueda ofender con determinadas cosas. Somos libres de ofendernos con lo que queramos.

¿Qué tal se encuentra de salud?

Estoy muy bien. Sigo con mis revisiones y súper agradecido. Estoy cuidándome y más en forma que nunca. Y feliz.

¿Y tiene algún reto deportivo entre manos?

Íbamos a hacer con la fundación un reto e iba participar corriendo, pero al final no se pudo hacer. Me estoy buscando una cosita para 2022. Siempre que hago un reto deportivo tiene que ir de la mano de alguna cosa solidaria. No me pego un esfuerzo así gratis.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión