Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

Jaime Lorente: "De 'El Cid' me ha atrapado su sentido de la honestidad"

El intérprete da vida a Rodrigo 'Ruy' Díaz de Vivar en la serie de Prime Video, que estrena su segunda temporada el 15 de julio.

Jaime Lorente, caracterizado como 'El Cid'
Jaime Lorente, caracterizado como 'El Cid'
Amazon Prime Video

Tras la emisión de la primera temporada, la historia detrás de la leyenda de El Cid Campeador continúa. Amazon Prime Video estrena el próximo jueves 15 de julio las nuevas entregas de 'El Cid', la serie española, producida por Zebra Producciones, basada en la vida de un hombre que pasó de fiel vasallo a caballero y héroe de la corona española en el siglo XI. En la piel de Rodrigo 'Ruy' Díaz de Vivar vuelve a meterse el actor Jaime Lorente (Murcia, 29 años). "He intentado crear a un hombre real para contar la mejor historia", confiesa el intérprete.

-¿Qué cambios va a experimentar Ruy Díaz en la segunda temporada?

-Creo que el mundo adolescente de la primera temporada ya se deja atrás. Empieza un proceso de maduración muy rápido y muy exigente, y comienza a tener que crear su propio camino; un camino lleno de piedras y obstáculos. El personaje cambia de forma radical y en esta segunda temporada vamos a encontrar al caballero que todo el mundo está esperando.

-¿Qué le ha atrapado del Cid?

-Personalmente me ha atrapado el sentido de honestidad que tiene para consigo mismo y para los demás. Es una cosa que admiro y que me hace reflexionar mucho sobre lo importante que es tener una vida honesta y unos principios, y cuidarlos.

-¿Cómo se ha documentado para meterse en el personaje?

-Con el trabajo de documentación que nos han aportado y lo que hemos investigado nosotros, hemos intentado hacer un trabajo creativo y sensible, y crear a un hombre real para poder contar la mejor historia del Cid.

-Y habrá dedicado muchas horas a preparase físicamente para el rodaje.

-Ha sido muy exigente. Muchas horas de entrenamiento, mucha paciencia porque no es un mundo fácil y mucho compromiso porque hay que hacerlo lo mejor posible para no lesionarnos.

-¿Qué ha sido lo más difícil a la hora de interpretar al Cid?

-En esta segunda temporada, como decía, el cambio que tiene de la adolescencia al hombre. Hay una herida interna suya que cada vez se va haciendo más grande. Tiene un sufrimiento interno muy fuerte y no lo comunica, se lo guarda para él. Y creo que ese ejercicio de contención es, actoralmente, un reto muy grande.

-Si pudiera viajar al pasado y hablar con el Cid, ¿qué le diría?

-Que le hiciera caso a su madre.

Estreno en 240 países

-Se estrena ahora la segunda temporada tras el éxito de la primera, ¿qué sensaciones tiene?

-Yo estoy muy emocionado y tengo muchísimas ganas de que se estrene esta temporada porque creo que va a gustar muchísimo. Es una alegría hacer una serie contando la historia de un personaje tan importante como es el Cid. Yo creo que eso mucha gente lo ha sabido reconocer y ha hecho una piña para que esta ficción siga creciendo.

-¿Hay grandes diferencias entre grabar una serie histórica y otra ambientada en la actualidad?

-Al final tiene que ver la época. La forma de hablar, de comportarse, una manera de comunicarse y hacer diferente a lo contemporáneo. Y hay que ser muy estricto para que no se rompa y el espectador diga: '¿Pero esto no era de época?'.

-El estreno de la temporada se va a ver en más de 240 países, ¿nota presión?

-Intento no pensarlo mucho. Me centro en hacer el trabajo lo mejor posible dentro del set del rodaje y no pensar en dónde se va a ver porque al final uno trabaja con miedo, con presión, y supeditado a una cosa que no es del todo verdad porque no ha pasado todavía. La gente la verá cuando la serie ya esté hecha. Hay que trabajar con mucho compromiso, sabiendo que el trabajo pertenece al momento presente.

-¿Cómo debemos ver la historia de nuestro pasado con los ojos del presente?

-Utilizar adjetivos contemporáneos para definir épocas pasadas es erróneo porque la situación política, cultural y social ha cambiado. Hay que mirar hacia atrás con respeto e intentar entender por qué el pasado fue como fue.

-Y la ficción española sigue gozando de buena salud.

-Es una alegría que por fin se esté exportando. La gente está reconociendo el talento que ha habido siempre, solo que ahora tenemos más capacidad de sacarlo a la luz. Yo estoy feliz.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión