Comunicación
Suscríbete

El pelotazo de los ganadores de concursos

De los chalets en Torrevieja a los millones de '¡Boom!' y 'Pasapalabra'. Así son los grandes botes de la televisión.

Jaime Cantizano con Eduardo Benito, ganador del bote de 'Pasapalabra' en 2006
Jaime Cantizano con Eduardo Benito, ganador del bote de 'Pasapalabra' en 2006
ATRESMEDIA

Este jueves, Antena 3 emite por partida doble 'Pasapalabra': es el gran día de Pablo Díaz, habitual ya en las cenas de los españoles en los últimos meses, que se hará con los 1.828.000 euros del bote programa. Será, eso sí, en la segunda edición del programa, que se emitirá en 'prime time' a las 22:00 horas.

De esta forma, Díaz entrará en el olimpo de los ganadores de 'Pasapalabra'. No será, sin embargo, el rey de reyes en los botes del concurso. El violinista se colocará como el quinto concursante que más dinero ha ganado en televisión -el tercero en el ranquin del programa-, pero se quedará lejos de la mágica cifra que se embolsó el madrileño Eduardo Benito en 2006: 2.190.000 euros. Un hecho que aún no se ha repetido y que, además, se suma el hito de hacer un 'veni, vidi, vinci': una aparición, una victoria.

En mayo de 2006, Jaime Cantizano, que sustituía a Silvia Jato tras irse a Telecinco, pronunciaba la definición que, difícilmente, olvidará Benito. "ota: apellido del poeta y Nobel de Literatura español y autor de 'Platero y yo". Jiménez fue la respuesta que le otorgó el mayor premio jamás entregado en un concurso televisivo.

Tuvieron que pasar diez años para que la hazaña del madrileño quedara relegada. Su nombre quedó sustituido por otros cuatro, los de Los Rockampers: Javi, Héctor, Rubén y Alfredo. Un reinado que les duró dos años, prácticamente el tiempo que Los Lobos necesitaron para domar y controlar las bombas de '¡Boom!' de Antena 3. Después de más de 500 programas en Antena 3, Los Lobos consiguieron el que a día de hoy todavía es el premio mas grande de la historia de un concurso de televisión. Valentín, Manu, Alberto, Erundino y, también, José Pino, que falleció a principios de 2019, se embolsaron, hasta ahora, la mayor cifra jamás entregada en un programa de televisión en España: 4,1 millones de euros. Un suculento botín al que sumar otros dos millones acumulados durante su participación en el programa de Antena 3, presentado por Juanra Bonet.

Los premios de siete cifras en la televisión son rara avis, pero desde 2001 ya están grabados en las hemerotecas de Telecinco (Mediaset) y Antena 3 (Atresmedia), que son las cadenas que han acogido estos formatos exitosos en audiencias y también en premios.

Telecinco fue la primera en dar la campanada con 'El juego del Euromillón'. Desembarcó en la parrilla con la llegada del euro y superó los 900 programas. Presentado por Paula Vázquez, el concurso, basado en el azar, repartió un millón de euros después de que María, al teléfono, pronunciara tres números: 22, 8 y 11. Después apareció 'Pasapalabra', con siete grandes premios, todos con siete cifras.

Estas cifras quedan lejos, muy lejos, de los botines de los programas "de toda la vida". En 1989, 'El precio justo', con Joaquín Prats, cambió la vida de Manuel Martínez Couto. Este camarero de Lugo llegó al escaparate final con cuatro millones de pesetas en el bolsillo y sumó 40 millones más al final del programa. Tres años después, 'Un, dos, tres. responda otra vez' repartió un cheque de 5 millones de pesetas, un coche, un apartamento en Javea y un yate.

A todos los ganadores, hay que añadir otro: la Agencia Tributaria. Los premios obtenidos en concursos televisivos tienen la calificación de ganancia patrimonial en el IRPF, al suponer una alteración en el patrimonio del ganador del premio por la incorporación de bienes, dinero o derechos. Además, con independencia de la fecha del concurso, la ganancia se imputará al ejercicio donde se perciba el premio. Y, en el caso de Díaz con el bote de 'Pasapalabra', el bote que va a recibir no va a coincidir con el premio obtenido ya que el programa televisivo deberá practicar una retención del 19% sobre este. Pero, ahí no se frena la 'ganancia' de Hacienda, ya que al año que viene tendrá que incluirlo en la Declaración de la Renta, dentro de la base imponible general; es decir, no tributan a un tipo fijo, sino que se suman al salario y al resto de rendimientos para tributar al tipo general.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión