Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

Periodismo de muros: ¿Por qué pagar por lo que antes era gratis?

Lectores más exigentes, innovaciones y cambios en el modelo de negocios explican un nuevo escenario para la industria de los medios en el mundo.

Descubre el pack que más se adapta a ti y suscríbete a HERALDO.
Descubre el pack que más se adapta a ti y suscríbete a HERALDO.
Canva

“Este artículo es exclusivo para suscriptores”. Pareciera que de un momento a otro este tipo de mensajes han inundado las pantallas para acceder a distintos artículos en la prensa. Sin embargo, nada es casualidad. En este caso, el lanzamiento de los muros de pago (también conocidos como paywalls en inglés) tiene varias razones tanto para el usuario como para los medios de comunicación.

Te preguntarás por qué pagar ahora por lo que antes era gratis. Y claro, el cuestionamiento tiene bastante lógica si analizamos el mundo de las noticias y de la información digital desde sus inicios. No obstante, para quienes estudiamos periodismo o algo relacionado, la situación que vivimos es una crónica anunciada desde los primeros días en las aulas de clases. Había que repensar el modelo, dar valor al trabajo y respaldar a los medios a nivel mundial. 

Así, el periodismo se ha enfrentado al desafío de explicar por qué necesita cobrar en internet. Y es que el modelo impreso (el de el papel) es muy diferente al online. Con esto, algunos como The New York Times se han posicionado como pioneros en la transformación digital y, a la vez, han acelerado el cambio para muchos otros que hasta ahora no habían caminado por esta vía: la del pago. El periódico estadounidense terminó 2020 con 7,5 millones de suscriptores donde el 89% son digitales. 

Cambios en el modelo de negocios

Si hablamos del negocio, el de los medios se sostenía por avisadores que a través de la prensa llegaban a su público. Pero con internet, los periódicos no fueron los únicos que aparecieron en el formato online. Las redes sociales y otras plataformas se convirtieron en captadores de esos recursos que antes iban directamente a unos pocos creadores de contenidos. Debido a lo anterior, son varios los que no han resistido y han tenido que bajar sus persianas para siempre.

Pero no es lo único. El periodismo de calidad, ese que está comprometido con sus audiencias digitales también necesita del respaldo de sus suscriptores. Hablamos de la realización de investigaciones, análisis y narrativas de alcance masivo (y en tiempo real). Nos referimos a equipos de periodistas, editores, diseñadores y a nuevos perfiles dedicados en un 100% a las demandas de los lectores. Suscribirse a HERALDO también es respaldar su trabajo.

Es cuestión de navegar unos minutos por la web para confirmar que el acceso gratuito a las noticias ha cambiado. Después de un número determinado de páginas vistas es probable que leas un mensaje diciendo que “alcanzaste el número de artículos disponibles” y que para seguir leyendo debes suscribirte.

No es solo HERALDO. También fue The New York Times y varios otros en Asia, Europa y América Latina los que desde 2001 han lanzado sus propios muros de pago. En el caso de España, la situación también toca a varias redacciones como las de El País, El Mundo, ABC, El Confidencia, La Vanguardia y muchas más.

Es cierto que también hay muros para Netflix, Amazon Prime, HBO Go, Disney + y tantas otras plataformas. Pero en este caso hablamos de información. De noticias verídicas de calidad y de un trabajo que durante 125 años ha evolucionado junto con la industria. Sobre esta transformación, Jonathan Wright, director ejecutivo global del Wall Street Journal, ha dicho en distintas entrevistas que el pago de los contenidos por parte de los lectores “es crucial para un modelo de negocios que proteja el futuro del periodismo”. Dicho esto, los muros no son moda... han venido para quedarse y reforzar un cambio con necesidad de respaldar el valor de la prensa por parte de lectores cada vez más exigentes. 

Porque Aragón tiene mucho que decir, Heraldo tiene mucho que contar.

Elige tu suscripción digital
Etiquetas