Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

mucho que contar

Una industria en continua evolución: ¿por qué ahora tengo que pagar por lo que antes era gratis?

Acompáñanos en este recorrido en el tiempo que muestra cómo ha evolucionado el consumo de información durante los últimos años. 

Heraldo de Aragón
Heraldo de Aragón
Heraldo.es

Querido lector, si echamos la vista atrás, es evidente que hemos pasado de un universo totalmente offline en el que el soporte papel era la única vía de consumo, a uno digitalizado que nos brinda más oportunidades de comunicación. 

Aparece así una nueva forma de hacer contenidos que complementa la misión de Heraldo desde hace 126 años, donde la tecnología nos permite comunicar a escala global y sin aparentemente costes para el consumidor. Páginas web, blogs, redes sociales y un entramado de nuevas plataformas totalmente gratuitas y al alcance de los usuarios han permitido que se cree una red ingente de información, en muchos casos sin contrastar.

Además, debido al exponencial crecimiento digital, y al igual que en otros sectores, en los medios han aparecido departamentos que antes no existían para dar soporte a las redacciones a la hora de crear la mejor oferta informativa en este nuevo entramado.

Más información... y desinformación

Gracias a los avances en el mundo digital la información vuela rápido. Pero también la desinformación. Este salto ha venido tan deprisa que la gestión informativa se ha complicado muchísimo. Los bulos son más fáciles de "soltar" y es inmediato que se hagan grandes y lleguen a millones de personas, generando confusión en la sociedad. Combatir las famosas 'fake news' es uno de los retos a los que los medios nos hemos tenido que enfrentar. Y esto no es tarea sencilla.

Contrastar las noticias requiere de periodistas cualificados y buenos profesionales que se encarguen de asegurar que la información que le llega al lector es fiable. Es una responsabilidad con la sociedad y, en nuestro caso, con la comunidad de Aragón. Un compromiso que Heraldo adquirió hace ya 126 años y con el que continúa firmemente a día de hoy.

¿Cómo hemos tenido que adaptarnos los medios de comunicación a todos estos cambios?

Con estas nuevas formas de consumo, la manera en la que los medios hacemos llegar las noticias a nuestros lectores también se adapta. En todos estos años Heraldo ha experimentado una evolución necesaria que ha pasado por lo siguiente:

  • Nuestra web: para informar en el siglo XXI es necesaria una web. En Heraldo lanzamos nuestra página en 1995, y esto no es un proceso estático, sino que requiere de diseño adaptado a todos los formatos (sobremesa, móvil, tablet...), actualización de noticias de forma instantánea, mayor cobertura de horarios y creación de noticias y, por supuesto, nuevas tecnologías y plataformas para que todo esto funcione de forma adecuada.
  • Redes sociales: con la web nacen nuevas posibilidades de distribución de información. Facebook o Twitter son las dos primeras redes sociales en las que Heraldo estuvo presente para poder hacer llegar sus noticias a los lectores, pero a lo largo de los años también creamos nuestros perfiles en Instagram o Whatsapp.
  • Nuevos formatos: los canales y soportes digitales permiten crear nuevos formatos de contenido de los que antes no disponíamos como vídeos o podcast. De este modo ofrecemos información no solo escrita, sino también multimedia.
  • Información actualizada y de última hora. El concepto inmediatez se vuelve necesario. El lector demanda información rápida y constante y esto nos ha exigido una mayor agilidad y nuevos ritmos de trabajo para poder cumplir con estas expectativas.
  • Data y personalización: los datos de navegación de nuestros lectores nos ayudan a conocer mejor sus gustos y necesidades, gracias a lo cual, nuestra oferta informativa se vuelve cada vez más personalizada. Hace un año comenzamos con una red de newsletters temáticas a las cuales los lectores pueden apuntarse para recibirlas directamente en sus correos electrónicos.
  • Nuevos perfiles: como decía, mantener todos estos cambios requiere de nuevos perfiles cualificados que se han incorporado a las redacciones. Algunos ejemplos son diseñadores web, técnicos, analistas y científicos de datos, especialistas SEO o expertos en redes sociales y marketing digital. Una red de profesionales para apoyar la labor del periodismo y ofrecer al lector una calidad extra en estos nuevos canales. 

Y todo esto, sin perder nuestra marca y manteniendo el soporte de siempre: el papel.

Nuevos modelos

Con todos estos cambios, los medios hemos tenido que transformarnos en tiempo récord hacia nuevos modelos de negocio que todo lector habrá percibido últimamente. Son las nuevas suscripciones digitales mediante las que, por una cuota anual o mensual, puedes disponer de todo el contenido sin límites y además piezas exclusivas y otras ventajas.

Y, con este nuevo modelo, viene la pregunta del millón: ¿por qué ahora tengo que pagar por lo que antes era gratis?

Bien, es importante explicar que el pago es una exigencia de todo lo mencionado anteriormente. Supone poder competir en este nuevo mercado en el que cada día hay algo nuevo que contar y nuevas herramientas y canales que nos permiten optimizar la forma en la que hacemos llegar las noticias a nuestra audiencia. Y ese es nuestro objetivo: ir un paso más allá y responder a las exigencias del entorno para poder ofrecerte la mejor información de la mano de nuestros profesionales.

Suscripción digital de Heraldo

El pasado 22 de marzo lanzamos la nueva suscripción digital de Heraldo para seguir atendiendo a las demandas informativas de nuestros lectores. Es otro paso más en la evolución que hemos experimentado.

La suscripción digital de Heraldo viene para quedarse, pero sobre todo...

... para seguir creciendo juntos

... para seguir siempre cerca de ti

... para que dentro de esta vorágine informativa te llegue el mejor contenido, de la forma más satisfactoria.

... para poder seguir con nuestro compromiso.

Con todo esto, querido lector, queremos compartir contigo una parte de nuestro trabajo que nunca contamos, pero que es necesaria para entender nuestra filosofía y el porqué de todos los cambios que hemos experimentado este tiempo. Hacer llegar la información fiable y con la mejor calidad no es fácil, pero es nuestra misión y nuestra responsabilidad. Y para ello seguiremos trabajando cada día.

Porque Aragón tiene mucho que decir, Heraldo tiene mucho que contar. ¡Suscríbete!

Etiquetas