Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

televisión

Jordi Évole: "Tengo una relación muy cordial con el Papa"

El periodista y presentador regresa a La Sexta con una entrevista a Miguel Bosé en la que se aborda el negacionismo del cantante sobre la pandemia.

El periodista Jordi Évole.
Jordi Évole, en una imagen de archivo.
Atresmedia

Jordi Évole (Cornellá de Llobregat, Barcelona, 46 años) regresa tras su parón vacacional con las últimas entregas de la segunda temporada de 'Lo de Évole'. El programa de La Sexta (21:25 horas) viaja a México para entrevistar al cantante Miguel Bosé, en el ojo del huracán por sus declaraciones acerca del coronavirus.

¿Puso Bosé alguna exigencia?

Ninguna. Solo me dijo: 'tú ya sabes lo que opino de lo que está pasando sobre la pandemia y te pido que me dejes expresar mi opinión'. La entrevista tuvo dos partes: una más íntima, que ocupa el 95% del primer capítulo, y otra más dedicada a la pandemia y su pensamiento político, que veremos este domingo.

¿Costó mucho que aceptara?

No. Miguel y yo tenemos una relación desde hace mucho tiempo y me dijo que sí, que le apetecía mucho hacerla.

¿No es peligroso dar voz a negacionistas cuando nos alertan de una cuarta ola de covid?

Intento prescindir del qué dirán. Hago las cosas sin pensar a quién le va a gustar o no. Todos los medios han sacado las opiniones de Bosé sobre la pandemia. Ninguno ha renunciado a esas imágenes, y no sé por qué se debería renunciar a una entrevista en la que se le va a repreguntar sobe esos temas. La entrevista tiene interés, sin duda. A Bosé ya se le ha dado voz hablando de la pandemia y hay posibilidad de réplica por parte del periodista y del entrevistado. Bosé tiene una vida riquísima y ha sido un vanguardista para este país. Ha abierto caminos en cuestiones de género, en la lucha contra el sida, en visibilizar a colectivos invisibles en los medios. Ahora ha tenido este protagonismo vinculado con la pandemia y entrevistarle es darle voz, igual que se hacen eco otros medios sobre sus vídeos en Instagram.

¿Cómo prepara una entrevista complicada?

Le dedicamos muchísimo tiempo, con escrituras y reescrituras de un guion que está vivo hasta el último minuto. Nos sigue muchísima gente y tenemos la responsabilidad de no defraudarles. Nos lo curramos mucho. Por suerte hay mucho debate en el equipo sobre qué preguntar y cómo enfocar la entrevista. Aprendo mucho y me planteo contradicciones. Y eso enriquece.

¿Todo el mundo tiene derecho a ser entrevistado?

-Todo el mundo puede ser entrevistado siempre que te enfrentes a la entrevista con responsabilidad. No se puede ser irresponsable en este trabajo. Y si el resultado de una entrevista a no te convence, lo mejor es que no la emitas. A veces nos ha pasado.

¿Algún nombre que se le resista?

Tenía muchísimas ganas de entrevistar a José María Aznar y lo logramos. Ahora me encantaría entrevistar al rey emérito, a Juan Carlos I.

Puede presumir de dos entrevistas al Papa. ¿Mantienen relación?

-Una relación curiosa y muy cordial. Mantenemos el contacto vía mail. De vez en cuando recibo una llamada de un número oculto, y es el Papa. Ha pasado un par de veces. Tampoco es que me llame cada semana. El Papa te pregunta cosas o te responde a algún correo. Se ha establecido una cierta confianza, sin pasarnos, porque no deja de ser el Papa. Pero la verdad es que nunca imaginé tener una relación mínimamente cercana con alguien como Francisco.

¿Qué pregunta le haría a Dios?

Le preguntaría si cree en él.

¿Se arrepiente de no haber sido más incisivo con algún entrevistado?

Hacemos autocrítica y nos damos mucha caña en el equipo, pero sin hacernos mala sangre. Es evidente que hay entrevistas que te salen mejor y otras peor. Todo depende de las ganas que tenga el entrevistado de charlar. Por más que tú preguntes, si la otra persona está cerrada, es complicado. Las entrevistas son un melón sin abrir, y eso le da mucha gracia. Te hace estar en tensión ante un territorio inexplorado. Desde la primera pregunta se abre un camino que no sabes a dónde te llevará. Una de las cosas que más me gustó del programa con Bosé fue que parecía una entrevista como las de antes con alguien contestando sin miedo al qué dirán. No estaba pensando en que esto va a ser polémico. Eso pasa muy poco, porque la mayoría de invitados van a las entrevistas con muchas prevenciones y miedos al qué dirán, a las redes sociales o a los críticos.

Le vimos sufrir un episodio de cataplexia en directo. ¿Cómo convive con la enfermedad?

Con naturalidad. Sé qué me pasa e intuyo cuando me puede ocurrir. Intento sentarme para no caerme. Lo llevo de la manera más natural posible, con medicación y visitas periódicas al médico. Mi entorno sabe lo que hay me ayuda. No me puedo quejar. De momento no lo veo nada grave, así que conviviremos con ello y a disfrutar, por supuesto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión