Despliega el menú
Comunicación

TELEVISIÓN

Los aragoneses que más han triunfado en los concursos de televisión

Geljo no es el único aragonés que ha brillado en los concursos de televisión. Son varios los aragoneses que han destacado en ‘Pasapalabra’, ‘Boom’, ‘Saber y ganar’ e incluso en ‘Cifras y letras’.

Los concursantes televisivos aragoneses Geljo, MA, de Boom, Juan Rovira y Javier Vázquez.
Los concursantes televisivos aragoneses Geljo, MA, de Boom, Juan Rovira y Javier Vázquez.
Heraldo.es

El oscense Ángel José Gavín, al que sus amigos y familiares conocen como Geljo y que ganó recientemente 100.000 euros en el programa ‘Ahora caigo’, no es el único aragonés que ha triunfado en un concurso de televisión. Al menos cuatro zaragozanos una participación digna de recuerdo: Luis Esteban se llevó un bote de 354.000 euros en ‘Pasapalabra’; Julio Escartín completó también el rosco y ganó 318.000 euros; José Manuel Dorado fue el pimer concursante que logró superar los 100 programas en 'Saber y ganar'; Juan Rovira consiguió el año pasado 13.140 euros en ‘Saber y ganar’, y Javier Vázquez sumó, también en 2020 y en el concurso más veterano de la historia de la televisión en España, 7.240 euros. Ahora, estos dos últimos participan en la celebración de su 24º aniversario, que, una vez más, reúne en unos programas especiales a los concursantes ‘Magníficos’ del año anterior. 

Pero no solo estos dos aragoneses brillan en la televisión actualmente. El turolense, aunque residente en Valencia, Miguel Ángel Gómez, más conocido como M.A, lleva junto a su equipo Los Dispersos casi 300 programas concursando en ‘Boom’. Todo el equipo, los cuatro que lo conforman Óscar Díaz, Manolo Romero, Victoria Folgueira y M.A., ha acumulado más de un millón de euros y opta ya por un bote que supera los dos millones.

Eso sí, no es casualidad que estos aragoneses triunfen en estos concursos. Juan Rovira, por ejemplo, ya contaba con experiencia en concursos. “Hace 31 años logré el récord de puntuación en el programa ‘Cifras y letras’ y gané la gran final que reunió a los mejores ocho concursantes del año”, recuerda este zaragozano, que aunque ahora está prejubilado trabajó en banca hasta hace dos años y medio.

Y no es el único. Julio Escartín, que consiguió el bote en su primer día cuando competía contra Pablo Díaz, el concursante de Pasapalabra que está a punto de  completar el rosco en su segunda participación, también ha vuelto a concursar. Saber y ganar, El cazador o El tirón han sido algunos de los programas en los que ha vuelto a demostrar su memoria y conocimientos.

“La edad es una gran aliada”

“No es un entrenamiento de un tiempo en concreto el que te puede hacer ganar un concurso”, explica Rovira, que, además de estar estudiando Historia del Arte, se encuentra inmerso en la publicación de su tercera novela ‘La furia del meteorito’. “Por ejemplo, para participar en ‘Saber y ganar’ me han ayudado todos los libros que he leído, las películas que he visto y mi gusto por el arte. En definitiva, todo los conocimientos que he ido acumulando. Por eso, diría que la edad es una gran aliada”, asegura. “Aunque también es cierto que durante los dos últimos años, cuando me prejubilé, me preparé más concienzudamente, mirando programas antiguos. Y, por ejemplo, ahora para estos programas especiales, en los que yo apareceré desde el martes, 23 de febrero, me repasé las efemérides de 2021”.

Pero no todos los concursos necesitan la misma preparación. Al menos así lo demuestra Geljo: “Fui a probar suerte en ‘Ahora caigo’. Sí que los días de antes me miré un poco las series que se emiten en la cadena o el nombre de algún político, pero ya está”.

Aunque si algo resulta común, es que ser seleccionado no es sencillo. “Me presenté a ‘Waku waku’, pero nunca me llamaron”, cuenta Geljo. “Tras ganar ‘Cifras y letras’, cuando apareció ‘Quién quiere ser millonario’ me presenté al casting y aunque no fallé ni una pregunta, no me llamaron”, apunta Rovira.

“He tenido que estar callado cinco meses”

Eso sí, con o sin preparación, las cámaras a estos aragoneses les imponen por igual. “El equipo de ‘Ahora caigo’ es majísimo y te pagan todo, hasta la gasolina de Huesca a Zaragoza, pero una vez llegas al plató te pones muy nervioso”, explica Geljo. “Desde los 18 años formo parte del elenco de una compañía de teatro y pensé que las cámaras no me cohibirían, pero no fue así”.

Lo mismo le pasó a Rovira: “Recuerdo que en ‘Cifras y letras’ la grabación se retrasó durante un tiempo y aunque estábamos en el plató, estábamos tranquilos. Pero, fue oír ‘atención, grabamos’ y surgieron los nervios. Lo mismo en ‘Saber y ganar’. De hecho, todos queremos sobrevivir el primer día porque sabemos que después, tras acostumbrarnos a las cámaras, podemos concursar mejor”, detalla. “También, los espectadores deben saber que en un mismo día se graban varios programas y muchas veces el agotamiento nos hace fallar preguntas o que no se nos ocurran a tiempo. Como digo yo, hay tres tipos de fallos: las preguntas que no sabes, las que se te han olvidado y las que no has dicho a tiempo”.

Y es el tiempo una de las cosas que a Geljo más largo se le ha hecho: “El programa se grabó en septiembre. Todos me preguntaban que cómo me había ido, que cuándo salía y he tenido que estar callado cinco meses”.

“Si el premio es de más de 300.000 euros, el 47% es para Hacienda”

Además, también el pago a Hacienda le ha resultado una sorpresa a Geljo. “No sé todavía en cuánto se me quedará el premio de 100.000 euros después de impuestos”, asegura el mismo. “Me habría gustado haberlo sabido desde el principio, pero la realidad es que me quedo con el lado bueno: en un día gané lo que no se gana en un año. Eso seguro”.

Y es que “estos premios tributan de una forma diferente que los premios de Loterías y Apuestas del Estado, que van al tipo fijo del 20%”, explica Ana Rubio, vicepresidenta del Colegio Oficial de Gestores y Administrativos de Aragón y La Rioja. “En cambio, cualquier otro premio que no es de Loterías y Apuestas del Estado se tiene que declarar en la Declaración de la Renta junto al resto de rendimientos que se tengan”.

“Al cobrarlo, ya se retiene un 19% del premio”, indica Rubio. “Después, tributará en el tramo correspondiente. Si el premio es de más de 300.000 euros, a partir de este año se ha creado un nuevo tipo y la parte estatal sube hasta el 24,5%. A esto habrá que sumarle la parte autonómica que varía hasta en dos puntos. Por ejemplo, un aragonés que gané un concurso de más de 300.000 euros pagará un 47% del premio”.

 

 

Etiquetas
Comentarios