Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

Pablo Motos regresa a El Hormiguero y hace llorar a Nuria Roca

Tras superar la covid, el presentador elogió a su sustituta, que no pudo evitar emocionarse. "Has estado espectacular", le dijo. “Quiero que sepas que te quiero y que eres una de mis personas favoritas".

Abrazo de Nuria Roca y Pablo Motos en el Hormiguero
Abrazo de Nuria Roca y Pablo Motos en el Hormiguero
Antena 3

Después de diez días de ausencia a causa del coronavirus, Pablo Motos regresó este jueves a su segunda casa, el plató de El Hormiguero. No había faltado ni un solo día en los últimos 15 años y en su regreso, tras superar el virus, quiso tener un bonito gesto con su sustituta estos días, su amiga Nuria Roca. Una lluvia de elogios y palabras de agradecimiento por su labor al frente del programa de Antena 3 lograron emocionar a la presentadora.

Ambos comenzaron el programa pasándose el testigo con humor y escenificando así el relevo. "Te he dejado el asiento a tu altura", comentó Roca, quien se saca una cabeza a Motos. "Tienes tus pañuelos, tus bolígrafos, el Ventolín, tu calefactor y ¿un orinal?", continuó divertida.

Después quisieron explicar al público cómo habían vivido ambos el contratiempo por la enfermedad. Motos desveló que, semanas antes de que se contagiara, había hablado con Nuria Roca de la posibilidad de que algo así ocurriera. "Fui a tu camerino y te dije que si tenía la covid quería que el programa lo presentases tú, pero me dijiste que eso no iba a pasar", señaló el de Requena.

Sustituir al carismático presentador de repente no era una tarea sencilla para tomarse a la ligera y Roca reconoció que sintió "pánico" y "nervios" en los primeros momentos. "No sé si lo hice bien, lo hice mal, no lo sé. No lo recuerdo, ni quiero", subrayó. Motos la tranquilizó enseguida y, avalado su trabajo por los buenos datos de audiencia y el reconocimiento de la crítica, no tardó en elogiar su trabajo durante los siete días que condujo el espacio: "Has estado espectacular, has iluminado este plató cada minuto, que cada noche sea especial...", subrayó. "Le has dado al programa un toque diferente, uno tuyo, has sido graciosa, rápida, inteligente, humilde...", continuó Motos ante una emocionada Nuria Roca que luchaba por contener las lágrimas: "Me vas a hacer llorar", admitía.

El presentador reconoció lo duro que le resultó su aislamiento.  "De repente me llaman y me dicen: ¡A casa ya que puedes ser contagioso! Así, sin más. Es de esos momentos en los que ves que no eres nada y que la vida cambia en un segundo", explicó.  Y confesó que el primer día que no pudo sentarse en la mesa junto a las hormigas Trancas y Barrancas se sintió como si le clavasen "un machete en el pecho".

Motos recordó que nunca antes había abandonado su trabajo en El Hormiguero pese a haber sufrido diversas dificultades. "Lo he hecho estando enfermo, con las costillas rotas, recién operado, he enterrado a mi padre y a mi madre y he vuelto esa noche para hacer el programa con el corazón roto", reconocía ante la mirada de Nuria Roca.

“Quiero que sepas que te quiero y que eres una de mis personas favoritas. Gracias por presentar El Hormiguero. Eres la mujer que me ha salvado", zanjó la conversación antes de fundirse en un abrazo.

El programa recuperó su ritmo y contó con la actriz Manuela Velasco como invitada. No faltó tampoco la habitual tertulia de Motos con Roca, su marido Juan del Val, Cristina Pardo y Tamara Falcó. Y el escritor Albert Espinosa aportó a través de una videollamada trucos para derrotar la tristeza en tiempos de pandemia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión