Despliega el menú
Comunicación

periodismo

‘Aragón, pueblo a pueblo’, de Pablo Ferrer y Laura Uranga, premio Ortega y Gasset

La serie, publicada durante dos años en HERALDO, fue distinguida por la Mejor Cobertura Multimedia. El prestigioso galardón ha recaído también en el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística, Columbia JI, la fotógrafa María de Jesús Peters y la periodista Mónica González. 

Pablo Ferrer y Laura Uranga, ayer en la redacción de HERALDO.
Pablo Ferrer y Laura Uranga, ayer en la redacción de HERALDO.
Guillermo Mestre

"Es un premio increíble para una aventura increíble. Un sueño para cualquiera que ame el periodismo como profesión", dice el periodista Pablo Ferrer. Y añade la fotógrafa Laura Uranga: "Este trabajo es un regalo para un periodista, y un premio así es la guinda del pastel". La sección ‘Aragón, pueblo a pueblo’, de ambos, publicada en HERALDO, era galardonada este jueves con el premio en la categoría de Mejor Cobertura Multimedia de los Premios Ortega y Gasset de Periodismo de 'El País' en su 37ª edición. Pablo Ferrer y Laura Uranga realizaron un especial multimedia, publicado en HERALDO, que se renovó a diario y de manera consecutiva durante 731 jornadas, que convivía con una doble página en la edición de papel. El jurado, según informaba ‘El País’, resaltó "lo exhaustivo" del trabajo, así como "la profunda labor de documentación para abordar una temática, la de la España vaciada, que se ha colocado en el centro del debate en los últimos años". También destacó "el esfuerzo" que supone la publicación diaria de dos años, la variedad de los perfiles que presenta, la originalidad de los enfoques y su mirada "solidaria".

"Es un premio increíble para una aventura increíble". Pablo Ferrer

El trabajo ganador en la categoría de Mejor Historia o Investigación Periodística fue el reportaje ‘Transnacionales de la fe’, una investigación sobre el poder político evangélico y su agenda fundamentalista en América Latina. El premio a Mejor Fotografía lo recibió María de Jesús Peters, por una imagen tomada en Chiapas durante la crisis migratoria de junio de 2019, para ‘El Universal’. En la categoría de Trayectoria Profesional ganó Mónica González, periodista chilena que de 2007 a 2019 dirigió el Centro de Investigación Periodística.

Oír, ver y sentir para contar

"Hemos recibido el premio con una sorpresa absoluta. Ha sido designación directa. Es una reacción tópica, supongo, pero… aún no nos lo creemos del todo", decían Pablo y Laura. El trabajo tiene algo de milagroso. Recorrer casi todo Aragón, los 47.000 kilómetros cuadrados, parece una hazaña. "El ritmo sí ha sido una locura, ir a publicación diaria era una presión considerable, pero nos ha reencontrado con una manera de vivir el periodismo que se acerca mucho a la aventura. El apoyo de los compañeros en las corresponsalías comarcales y redacciones de Huesca y Teruel ha sido decisivo, lo mismo que la ayuda de la redacción central".

"Este trabajo es un regalo para un periodista, y un premio así es la guinda del pastel". Laura Uranga

El proyecto ha sido una fuente de enseñanzas de todo tipo. "Hemos aprendido a escuchar. A ser fieles a la confianza de quienes te abren su alma y cuentan su historia. A ser fieles a nuestra vocación de servicio, que nos llevó a elegir esta profesión", decían. También hacían balance: "Recordamos lo malo, desgraciadamente. Los pueblos que saben que van a morir. Entonces nos acordamos de los buenos ratos, de la gente extraordinaria que hemos conocido, y la cosa se nivela". Pablo Ferrer y Laura Uranga han conseguido contar Aragón con palabras e imágenes. "Esta tierra se puede contar con palabras oyendo todos los acentos, sin pervertir la idiosincrasia de cada zona, de cada pueblo. A todos los municipios se les dio el mismo trato, el mismo espacio; siempre aparece la historia si se busca con ganas", dice Pablo. Y se puede contar en imágenes cuidando "el asombro, el detalle, la mirada transversal desde la estética a la ética, sin descuidar ninguna de las dos cosas. Creo que se puede aspirar al doblete", explica Laura Uranga.

Extrapolan conclusiones de todo tipo: "La clave de Aragón es la heterogeneidad. Algunos clichés se cumplen, pero muchos menos de lo que pensábamos. Y como estamos en el centro, nos han fascinado los extremos. Teruel profundo, la Huesca menos conocida... Afortunadamente, Aragón es surrealista en todo. No hay lugar al aburrimiento", dice Pablo.

La serie, que rinde homenaje a un proyecto anterior de Alfonso Zapater, ha sido un constante testimonio de vida: en cualquier sitio había gente soñadora, terca, emprendedora. "Nos alegra que generásemos esa sensación en los lectores, porque era una mera traslación de nuestras sensaciones. Sentimos admiración, sobre todo, por las historias de superación y el modo en que tanta gente cimentaba sus ilusiones y sus sueños", afirman. 

Hay anécdotas de todos los colores. "Por jemplo, el pastor de Pozondón a caballo emergiendo sobre una loma proporcionó a Laura una de sus fotos más celebradas. La alcaldesa de Maicas, Pilar, que nos dio de comer en su casa porque no había dónde. Hay centenares", explican. Si las sensaciones son inefables, las cifras abruman: "¿Qué cuántos kilómetros hemos recorrido? 75.000, y todos conducidos por Laura, que yo no tengo carné; 3.000 fotografías en papel (y 15.000 en el entorno digital), 2.200 entrevistas y el trabajo de 17 colaboradores zonales, escritos y gráficos)", comenta Pablo Ferrer.

Pablo y Laura hacen ahora una nueva serie: ‘Aragón es extraordinario’, que también es un empeño de premio. E igualmente se proyecta en la red y en el papel. Los dos andariegos se encuentran cada día con este territorio incesantes de historia y de personajes cotidianos. Aragón, a través de su mirada, parece un pequeño país de prodigios.

El especial que resume toda la serie 'Aragón, pueblo a pueblo' puede consultarse aquí.

Todos los reportajes de 'Aragón, pueblo a pueblo'.

Etiquetas
Comentarios