Despliega el menú
Comunicación

tribunales

La jueza considera que se cometió abuso sexual dentro de Gran Hermano

La denuncia se produjo en 2017 y la dirección del programa expulsó a Jose María de manera inmediata. 

Carlota y José Maria
Carlota y José Maria
Mediaset

La jueza de instrucción que durante dos años ha investigado una denuncia por abuso sexual dentro de la casa de 'Gran Hermano' ha determinado que la hubo. Durante el programa emitido en 2017, José María López fue expulsado mantener "una conducta intolerable". En concreto, se trataba de un supuesto caso de abuso sexual durante una fiesta del programa, en la que el citado concursante habría mantenido relaciones sexuales con Carlota Pardo, mientras que ella se encontraba semiconsciente y mostraba en varias ocasiones su desacuerdo con la situación que estaba viviendo. 

Así se pone de manifiesto la jueza de instrucción en los documentos publicados por el diario 'El Confidencial'. Allí se detalla que en las imágenes proporcionadas por el programa se ve a Carlota tumbada "sin apenas moverse, boca arriba, con los ojos cerrados desde que se metió en la cama", cuando José María López, otro concursante, realizó movimientos bajo el edredón "que aparentemente pudieran consistir en penetraciones". 

La magistrada ha dado un plazo a las partes para que decidan si acusan a José María. La defensa insiste en la inocencia de José María y en que si hubiera habido un abuso el programa habría interrumpido el concurso de inmediato.

Resumen de los hechos

'El Confidencial' recoge el resumen realizado por la jueza del vídeo que nunca se emitió. "En la denominada habitación grande, José María López Pérez se introdujo en la cama con Carlota Prado Alonso, la cual se hallaba vestida íntegramente, habiéndose quitado únicamente las botas con la ayuda de José María".

Por el contrario, él se quitó los pantalones y se quedó en calzoncillos y camiseta. Acto seguido, José María tapó a ambos con el edredón, "observándose una manipulación interna en la que José María pudiera ser que estuviera quitando los pantalones y las bragas a Carlota". "Ella le comunicó, sin apenas fuerza, la frase 'no puedo'", especifica la jueza . Pero siguieron los "movimientos internos" mientras "Carlota se hallaba sin apenas moverse, boca arriba, con los ojos cerrados desde que se metió en la cama". 

Posteriormente, el auto detalla los indicios que considera de abuso sexual: "Carlota le dijo: 'Quita' y se dio la vuelta". Esto no paró los movimientos por parte de Jose María que "impulsaban a Carlota hacia arriba y abajo, sin que 'motu proprio' esta reaccionara ante tal estímulo; el cual pudiera consistir, de acuerdo con la posición de José María y su respiración más agitada, en penetraciones [...]".

Todo finalizó cuando el 'super', que había estado visionando la situación, los llamó al o'confesionario'. Tras recibir ese mensaje, "Carlota empezó a vomitar" y cuando finalmente pudo levantarse, "se le cayó su ropa interior". 

La jueza considera que "existen motivos suficientes" para dar por finalizada la instrucción al ver indicios de un delito de abuso sexual. Asimismo, señala que José María incurrió en contradicciones y que "se encontraba en un estado de consciencia cuando ocurrieron los hechos".

Etiquetas
Comentarios