Despliega el menú
Comunicación

MODA EN LA SERIES DE TV

De Moschino a Oldham, por qué ‘The Nanny’ es un icono de la moda

Amazon Prime ha recuperado la serie de los 90, donde la ropa de Fran Drescher merece mención aparte

Algunos de los modelos de la niñera los recopila en Instagram ‘What Fran Wore’
Algunos de los modelos de la niñera los recopila en Instagram ‘What Fran Wore’
Instagram

No iba a ser este un artículo de moda. Más bien, estaba destinado a recordar por qué ‘The Nanny’, en España a veces traducida como ‘La niñera’, es una serie a reivindicar por la acidezde su humor, las metahistorias televisivas que contiene y ese estilo noventero que tanto añoran los milenials. Pero al final ha sido la ropa la que ha adquirido todavía más protagonismo con el paso de los años, hasta convertirse en uno de los mayores alicientes para revisitar la serie: los modelos que luce la actriz Fran Drescher en cada capítulo.

Pocas series son recordadas también por sus prendas. Están ‘Las chicas de oro’, por ejemplo, y ‘Sexo en la ciudad’, por supuesto. Pero tras el desmesurado y extravagante guardarropa de la niñera Fine se esconde un auténtico tesoro que mimaba, nutría y cuidaba la diseñadora y estilista Brenda Cooper. Desde que empezara la serie, en 1993, hasta bien pasada la cuarta temporada, Cooper estuvo a cargo de las prendas que lucía la actriz y que la hicieron ganadora de un Emmy al mejor diseño de vestuario.

El exceso manda

De los años 90 se puede destacar que, en realidad, empezaron en 1996. Hasta entonces, la moda venía muy lastrada por los extravagantes 80. Y el armario de la niñera lo demuestra: de sus perchas colgaba Moschino, Todd Oldham, Thierry Mugler, Courrèges... Un desfile de creatividad que podría servir de biblia a los diseñadores actuales. De hecho, hace un par de años la revista ‘Vogue’ se preguntaba si Jeremy Scott no se había inspirado en el vestuario de ‘The Nanny’ para su colección de Moschino.

La nostalgia noventera que vivimos hace muy recomendable revisitar ‘The Nanny’, ahora disponible en España a través de Amazon Prime. Y no solo por las prendas. Es un placer asistir al toma y daca que se montan el mayordomo Niles y la ejecutiva C. C. Babcock, ser testigo de la tensión sexual no resuelta que empieza ya en el capítulo uno y que se alarga como un chicle. Las raíces judías de la niñera Fine permiten un desfile de personajes, empezando por una madre posesiva y tragaldabas, un padre tan ausente que jamás aparece en ningún episodio y una abuela fumadora que siempre olvida que Fine y el señor Sheffield no están casados.

‘The Nanny’ se une, así, al reverdecer que está teniendo la comedia de situación de los 90 en las plataformas ‘streaming’, donde triunfan ‘El príncipe de Bel Air’ o ‘Friends’.

Etiquetas
Comentarios