Comunicación

COMUNICACIÓN

La red 5G llega hoy con velocidades de vértigo y abriendo puertas al futuro

La cobertura, que requiere un móvil adecuado, está ya disponible en Zaragoza y otras 14 ciudades españolas

La red 5G llega hoy a Zaragoza con la instalación de Vodafone
Heraldo

Entre los primeros de España y de todo el continente. Zaragoza es desde hoy una de las 15 ciudades que goza de una red 5G junto a Barcelona, Bilbao, La Coruña, Gijón, Logroño, Madrid, Málaga, Pamplona, San Sebastián, Santander, Sevilla, Valencia, Vigo y Vitoria. Con España como punta de lanza europea, Vodafone es la compañía que se ha adelantado a sus competidores –todos realizan pruebas para sumarse a esta carrera más pronto que tarde– y lanza esta red sin aumento de precio para todos sus clientes. Eso sí, recomendando que se pasen a una tarifa de datos ilimitados para aprovechar todo su potencial y no agotar su conexión a internet en cuestión de días. Y es que las altas velocidades invitan a grandes descargas.

Una vez conectado a esta nueva red, el usuario notará un acelerón en su velocidad de conexión. De los 100 megas por segundo que suele dar la tecnología 4G, hasta los 120 que ha podido alcanzar en ensayos y condiciones favorables, se pasará a los 1.000 megas por segundo con la 5G. Para hacernos una idea, una hora de visionado de series en Netflix en alta definición puede llegar a consumir 3.000 megas; bastarían tres segundos para descargar este contenido.

Siendo cliente de la empresa, el único requisito para conectarse a la nueva red será poseer un teléfono que admita la red 5G, para lo cual hay, por el momento, tres opciones: el Samsung Galaxy S10, el LG V50 y el Xiaomi Mi MIX3. Paulatinamente, se irán poniendo a la venta otros terminales, entre los que destacaría el Huawei Mate X, flexible y con un precio de 2.299 euros, pero cuyas condiciones de llegada al mercado son aún una incógnita. Vodafone, por el momento, no los comercializará "por prudencia empresarial", tras el veto a esta compañía china del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, según explicó el principal directivo de Vodafone en España, Antonio Coimbra.

Más aparatos, más veloces

En el largo plazo, la 5G se antoja atractiva para los usuarios corrientes no solo por su velocidad, sino más bien por su capacidad para que múltiples dispositivos se conecten a la red. Si hace unos años solo era posible acceder a internet mediante el ‘router’ del ordenador, hoy en día podemos hacerlo usando el portátil, el teléfono móvil, la tableta, el reloj o el altavoz. En el futuro, ‘el internet de las cosas’ ampliará esta lista de objetos y no será extraño convivir con coches, neveras, aspiradores, bombillas, gafas o vajilla –atención a los tenedores inteligentes que indican si estamos siguiendo correctamente o una dieta– que estén permanentemente conectados a internet. Súmenle todos los dispositivos inteligentes que aún ni imaginamos. La tecnología 5G conseguirá que esta red no se sature.

La otra característica revolucionaria es la práctica eliminación de la latencia, es decir, del tiempo de respuesta a lo que ordenamos. Con la red 4G, este ya era bajo, de apenas 0,2 segundos. Pero con la 5G se reducirá hasta los 0,002 o, lo que es lo mismo, 2 milisegundos. Algo imprescindible para una rápida comunicación entre tantos dispositivos.

El despliegue de Vodafone aún es parcial ya que, por el momento, la infraestructura únicamente 5G no se ha instalado del todo. Cuando termine la convivencia entre ambas coberturas, la compañía asegura que se podrán alcanzar velocidades de hasta 2.000 megas por segundo.

Loading...

La nueva red tampoco alcanzará, por el momento, a toda la población de estas 15 ciudades: solo la podrán disfrutar, aproximadamente, un 50% de sus habitantes. Vodafone espera ir extendiendo paulatinamente su cobertura, que se complementará con la entrada de otras compañías al mercado, con sus respectivas instalaciones.

El resultado será que estaremos rodeados de emisiones inalámbricas. De hecho, ya hay tantas que, debido a la implantación de la 5G, será necesario resintonizar la TDT, ya que ha ocupado parte de su espacio en el espectro radioeléctrico. La que hoy se estrena trabaja en la frecuencia de 3,7 Ghz, que es bastante baja, por lo que quienes la promueven aseguran que no entrañará riesgos para la salud. "En absoluto", dice Javier Cortés, director de tecnología de Telnet, compañía aragonesa que está trabajando en el despliegue de la 5G. "Todas las infraestructuras están controladas y monitorizadas en tiempo real y la radiación no es dañina porque no es ionizante", afirma. Una cuestión distinta es cómo se emplee esta tecnología y quién la controle.

Etiquetas
Comentarios