Despliega el menú
Comunicación

Televisión

Vuelve 'Sensación de vivir'. ¿A cuántos de sus personajes recuerdas?

Fue la serie de los noventa. Este verano regresará con parte de su elenco original.

Los protagonistas de 'Sensación de vivir'
Los protagonistas de 'Sensación de vivir'
Fox

‘Sensación de vivir’, la serie que marcó la estética y ritmo de los noventa, fue noticia por partida doble el pasado jueves. La cadena Fox anunciaba su regreso con parte del elenco original y, horas más tarde, se conocía que Luke Perry, que interpretaba el personaje de Dylan McKay, había sido ingresado tras sufrir un derrame cerebral. El actor sigue en observación y se desconoce si sufrirá secuelas.

En cualquier caso, ni Luke Perry ni su compañera de reparto Shannen Doherty (Brenda Walsh) habían aceptado la oferta de Fox para el regreso. Perry, por sus compromisos en la serie ‘Riverdale’, y Doherty, porque todavía se recupera del cáncer de mamá que la mantiene alejada de las pantallas. Pero el resto de la pandilla estará allí, en una nueva versión de ‘Sensación de vivir’ que, por ahora, se compondrá de una tanda de seis episodios y que se emitirá el próximo verano.

‘Sensación de vivir’ (en su versión original ‘Beverly Hills 90210’) fue un fenómeno mediático en la España de 1991. Las vivencias de los gemelos Walsh, que llegaban de Minnesota para instalarse en el selecto vecindario angelino, servía de base para tratar temas como el aborto,el suicidio, la homofobia, el alcoholismo, la anorexia... Además de Perry y Doherty, contaba con un potente elenco de protagonistas: Jason Priestley (Brandon Walsh), Jennie Garth (Kelly Taylor), Ian Ziering (Steve Martin), Gabrielle Carteris (Andrea Zuckerman), Brian Austin Green (David Silver)y Tori Spelling (Donna Martin). Esta última era la hija del ya fallecido Aaron Spelling, creador de la serie y de otros clásicos como ‘Vacaciones en el mar’, ‘Dinastía’, ‘Los Colby’ o ‘Embrujadas’. Precisamente, Shannen Doherty protagonizó esta última serie tras marcharse (de malas maneras y con muchísimo drama entre bambalinas) de ‘Sensación de vivir’ tras cuatro temporadas.

La vuelta de ‘Sensación de vivir’, sin embargo, tiene en parte truco. Es cierto que tendrá al elenco original (atrás queda aquella versión de hace unos años con nuevos protagonistas que no conquistó a la audiencia), pero no regresan como los personajes, sino que se interpretan a sí mismos. ‘Sensación de vivir’ será una serie sobre unos actores que se preparan su regreso a la televisión tras años sin verse. Los productores afirman que «la puerta está abierta» para que se incorporen Brenda y Dylan. Si recuperan su salud, sería una gozada verlos de nuevo.

Brandon Walsh
Brandon Walsh, el hijo que todos querían tener
1

Interpretado por Jason Priestley, Brandon Walsh era el típico blanco anglosajón ‘buenico’ y un poco sosainas. Llegaba a Beverly Hills con su hermana Brenda y nada más llegar al colegio se puso a conducir en moto sin casco y se ligó a una chica universitaria. Pero seguía siendo bueno y, como quería ser periodista, se apuntó al periódico del instituto Berverly Oeste. Allí conoce a Andrea Zuckerman, la editora, que parece su madre de lo mayor que es (luego hablaremos de ella). Brandon tontea con muchas chicas, pero nunca con Andrea (la pobre). Acaba liándose con Kelly.

Brenda Walsh
Brenda Walsh. Que no engañe su cara de ñoña, porque era de armas tomar
2

Nuestra favorita, lógicamente. ¿Por qué? Porque la actriz Shannen Doherty debía de ser más mala que un dolor en el set de rodaje y esa tensión trasciende a su personaje. Así, la dulzura de la hermana gemela de Brandon, que llega toda fresca de Minnesota y alucina con las narices operadas de las chicas del Beverly Oeste, nunca resulta empalagosa. Con razón resultó tan creíble que Dylan, el malote del instituto, se fijara en ella. Fueron una de las parejas televisivas de la década y la canción 'Losing My Religion', de R.E.M, estará para siempre ligada a esa ruptura en el coche. Tras la cuarta temporada, Aaron Spelling (creador de la serie) acabó hasta el gorro de ella y la despidió (para contratarla después en su serie 'Embrujadas', donde también la lió gorda).

Dylan Mckay
Dylan siempre tenía ese deje melancólico que tanto gusta a las adolescentes
3

¿Por qué decíamos "okey, Mckay'" en los noventa? Por Dylan Mckay, claro.  El James Dean del Beverly Oeste, melancólico sin causa, lleno de rebeldía pija, traía locas a todas las chicas, sobre todo a Kelly Taylor, que iba de pija boba pero se moría por sus huesos. Pero llegó Brenda Walsh y se lo ligó así, sin más. Luego rompieron y Dylan se lió con Kelly. Menudo drama. Tan marcados nos dejó a todos esa traición de Kelly y Dylan, que los guionistas de la serie bien se encargaron de recuperar la trama en el 'reboot' de 'Sensación de vivir' hace unos años. Brenda Walsh volvió al institito solo por dos capítulos, y solo para zanjar, de una vez por todas, su enfrentamiento con Kelly. ¿Qué fue de Dylan, por cierto? No nos importa mucho, si en el fondo veíamos la serie por Brenda.

Kelly Taylor
Kelly Taylor. Iba de tonta y era la más lista de todos
4

A esta le vendría bien ese maravilloso dicho aragonés de "tonta, tonta, mierda, mierda". Porque a lo bobo modorro, Kelly pasó de ser la chica ligerilla del instituto a una mujer sofisticada e inteligente que tras quitarle el novio a Brenda se lió con Brandon y siguió evolucionando. Seguramente, todo gracias a Jennie Garth, la actriz que daba vida al personaje y que ha trabajado como productora ejecutiva en otras producciones desde entonces. De hecho, este 'reboot' de 'Sensación de vivir' es idea suya junto a la siempre incombustible Tori Spelling (Donna Martin).

Steve Sanders
Steve era el deportista cachas, un poco zoquete, pero de buen corazón
5

A este no le seguíamos mucho el rollo porque su función era ser una mezcla de homófobo y zoquete que luego se redime y se convierte en un pedazo de pan. Eso sí, el actor es el que mejor ha envejecido de todos, porque Ian Ziering se mantiene tan 'hot' como en los noventa. Era el mejor amigo de Brandon y, junto a Dylan, hacían una especie de trío guay de instituto. 

Andrea Zuckermann
Nunca nos engañaron. Tenía 20 años más que el resto.
6

Otra de nuestras favoritas. De hecho, nuestro corazón estaba dividido entre el 'team Brenda' y el 'team Andrea'. ¿Por qué? Pues porque Andrea es uno de esos absurdos de castin tan típicos de las producciones norteamericanas, en las que adultos de 30 años y rostro aniñado intentan hacerse pasar por críos. ¿Recuerdan aquel capítulo de 'Friends' en el que Joey quería hacer de adolescente y se ponía los calzoncillos por fuera? Pues eso. Pero en el caso de Andrea ya la cosa era un despropósito, porque aparentaba ya 40 años allí. A saber cuántos tendrá ahora. Y encima la ponian en todas las tramas de cerebrito empollona 'forever alone'. Tuvo nuestro apoyo hasta el final.

Donna Martin
Donna Martin pudo graduarse, a pesar de su borrachera.
7

Era la enchufada. La hija del productor. Hay que reconocer que Tori Spelling tuvo buen cuajo durante las diez temporadas que duró la serie, porque siempre era la menos agraciada del grupo. Pero es evidente que heredó de su padre no solo el físico, sino también el cerebro. Desde que terminara 'Sensación de Vivir', en el año 2000, Tori Spelling no ha parado de hacerse rica con todo tipo de 'realities' y producciones. De hecho, el regreso de la serie es en parte idea suya, junto con Jennie Garth. Tori sabe dónde está la pasta: en la nostalgia. Al final, es la que más momentos memorables tuvo, que casi siempre sucedían en fin de curso, como ese vestido de sirena para el baile o cuando se emborracha y casi no puede graduarse y sus amigos salen a manifestarse.

David Silver
Hay que reconocer que David era muy mono
8

Pinchadiscos, bailarín de hip hop... El eterno crío de la pandilla. Su amigo Scott se pegaba un tiro en los primeros capítulos (la muerte fue uno de los primeros suicidios en una serie de adolescentes) y él conseguía hacerse amiguito de Brandon, Steve y Dylan. Se enamora de Donna y juntos viven una larga historia de amor (que tuvo que acabar, claro, porque diez temporadas suponen muchas tramas). El actor Brian Austin Green interpretaba al personaje y ahora es más conocido por haber sido el marido de Megan Fox.

Etiquetas
Comentarios