Despliega el menú
Comunicación
La comunicación formal se transforma en un mundo 'millennial'

La comunicación formal se transforma en un mundo 'millennial'

Los jóvenes que han crecidos aplicaciones de mensajería como WhatsApp no tienen claro el lenguaje propio de organismos públicos o del ámbito universitario y laboral.

El lenguaje escrito ha ido avanzando con la tecnología, convirtiéndose los 'GIFS' o emoticonos en elementos habituales en las conversaciones. 
El lenguaje escrito ha ido avanzando con la tecnología, convirtiéndose los 'GIFS' o emoticonos en elementos habituales en las conversaciones.
Freepik

En una época donde han llegado cambios tan disruptivos como estos: poder encender las luces de nuestra casa con un golpe de voz, recibir casi cualquier artículo al día siguiente con tan solo hacer clic en “comprar”, o escuchar nuestras canciones preferidas a través de auriculares inalámbricos. Estos cambios han provocado a su vez que nuestra comunicación se modifique de manera natural.

Desde el 'tkm' –te quiero mucho–, que utilizábamos a principios de los 2000 en los SMS para evitar que nos cobraran mensajes de más, pasando por los emoticonos que usamos para expresar nuestras emociones instantáneas, hasta llegar a la posibilidad de agregar en cualquier conversación de WhatsApp un GIF que nos represente. Sin duda, la comunicación ha ido evolucionando para adaptarse a los nuevos tiempos y las necesidades de una sociedad cada vez más exigente con sus formas de expresarse. No obstante, los ejemplos anteriores se corresponden a un lenguaje más coloquial, a cualquier conversación que pueda darse entre amigos o familiares. ¿Qué ocurre con el lenguaje formal dentro de este desarrollo de las formas de comunicación?

En ocasiones, los mismos jóvenes que han crecido con MSN, los SMS y las actuales aplicaciones de mensajería como WhatsApp no tienen muy claro cómo comunicarse con un lenguaje formal, más propio de los organismos públicos, los catedráticos universitarios y las búsquedas de empleo, entre otros. En el mundo empresarial y burocrático, utilizar el vocabulario y las formas correspondientes a estos ámbitos es importante para una comunicación fluida y exitosa.

Si realizamos una pequeña prueba en Google y escribimos en el buscador “cómo escribir”, algunas de las primeras sugerencias de búsqueda que nos aparecen son “cómo escribir una carta” o “cómo escribir un mail formal”.Además, se pueden encontrar algunas páginas web con consejos para escribir un correo electrónico formal como esta guía, con los aspectos más importantes para expresarse en un medio, que combina los sistemas de comunicación actuales con las formas de expresión pertenecientes a ambientes con protocolos más estrictos.

Sin duda, a pesar de los numerosos cambios tecnológicos, sociales y culturales que se han producido en las últimas dos décadas, el uso de diferentes registros lingüísticos según el contexto sigue formando parte de nuestro día a día. La clave consiste en identificar correctamente las situaciones en las que debemos utilizar un tono comunicativo más o menos formal, un reto que no es exclusivo de los jóvenes acostumbrados a registros más coloquiales, sino también de las empresas que, acostumbradas a la comunicación formal, deben realizar el proceso contrario: adaptarse a medios donde lo natural es utilizar un tono más distendido, como Facebook o Instagram. Al fin y al cabo, el lenguaje es un sistema al servicio de la comunicación en la sociedad, y como tal, debe evolucionar con ella.

Etiquetas