Despliega el menú
Comunicación

"Soy Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir", 30 años después

'La princesa prometida', no es una película de princesas, es una película de culto que cumple 30 años en 2017.

'La princesa prometida' regresa a los cines
'La princesa prometida' regresa a los cines

“Hola, mi nombre es Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre, prepárate para morir” es una de las frases de cine más recordadas de todos los tiempos. Pertenece a a película 'La princesa prometida' (Rob Reiner, 1987), una historia llena de humor, aventuras y fantasía que todavía hoy sorprende a quienes la ven por primera vez y a quienes la redescubren 30 años después de su primer pase.

La película narra las aventuras de la bella Buttercup quien, aún estando prometida con el príncipe Humperdinck, no puede olvidarse de su primer amor, Westley, quien partió en busca de fortuna para nunca volver. Aunque la joven había perdido la esperanza de escapar a su aciago destino, la llegada del famoso Pirata Roberts cambiará las cosas.

Parece una historia corriente pero no es así, 'La princesa prometida' habla del arte de contar historias. Un abuelo le explica a su nieto lo que contiene un libro (persecuciones, torturas, peleas, esgrima, gigantes, monstruos… y amor verdadero), queda clara esta voluntad de Reiner por reivindicar el relato clásico. El nieto juega a los videojuegos y al finalizar la historia nadie se acuerda de los videojuegos porque la historia le enseña a conocer  la materia de la que estamos hechos los seres humanos: amor, amistad, lealtad, valor.

La periodista y crítica de cine Carmen Puyó reseñaba en las páginas de HERALDO en los días posteriores al estreno los valores didácticos de la película para “esa generación de niños que viven la era de la informática y disfrutan más con una máquina que con un libro”. Un reflexión igual de vigente casi tres décadas después.

El reparto de la cinta estaba encabezado por un plantel de actores que siguen muy activos en la actualidad en cine y televisión: Robin Wright ('House of Cards'), Mandy Patimkim ('Homeland', 'La reina de España') Cary Elwes ('Psych', 'La reina de España') o Fred Savage ('The Grinder') junto a otros nombres consagrados como Peter Falk y Billy Crystal.

Se trata de una película que rompió con los roles de género, qué importaban los besos en los libros... El héroe llora de dolor en una máquina de tortura y responde a su amada con un "Como desees". Treinta años después, 'La princesa prometida' es una película de actualidad. Lo que han perdido de realismo sus efectos especiales, lo ha ganado en significado: destaca valores como el honor y la lealtad,l a amistad, la familia o el amor, y nunca hacer de ello un discurso totalitario, sino aprender a reírse de uno mismo.

Etiquetas
Comentarios