Despliega el menú
Comunicación

Chicote se moja

El chef regresa hoy a las 22.30 a La Sexta donde sus mejores pesadillas pondrán a prueba su paciencia.

Chicote inicia la quinta temporada de 'Pesadilla en la cocina'.
Chicote inicia la quinta temporada de 'Pesadilla en la cocina'.
Atresmedia

El cocinero Alberto Chicote regresa hoy a las 22.30 a La Sexta con la quinta temporada de ‘Pesadilla en la cocina’, una nueva entrega en la que se enfrentará a uno de los cocineros más sucios que ha conocido, viajará a Utrecht para ayudar al propietario de un restaurante flamenco y dará una boda.

"Tenemos una temporada entre manos que creo que es la mejor de todas las que hemos emitido porque vamos a muchos lugares diferentes que no hemos acudido hasta ahora y se va a poder disfrutar mucho", aseguró Chicote.

Alberto Chicote y el equipo de ‘Pesadilla en la cocina’ arrancan hoy con la visita a un barco restaurante que tendrán que reflotar, y continuarán la temporada visitando un campin o un restaurante de despedidas de solteros que también da bodas. "De hecho –enfatizó el cocinero– vamos a dar una boda".

Otra de las novedades de esta nueva edición es que el programa realiza su primera misión internacional. Chicote y su equipo viajarán a Utrecht (Holanda) para ayudar al restaurante español ‘Ele’, en el que su dueño se implica más en sus espectáculos flamencos durante el servicio que por la calidad de la comida.

Paciencia e implicación

Pero si por algo el cocinero madrileño cree que es la "mejor" temporada es también por el "enorme nivel de implicación" del equipo del programa en estos nuevos casos que le han planteado profesionales al borde del cierre.

Algo que le ha llevado, "casi casi a querer inmolarse" ante cocineros, camareros o jefes de sala que le hacen tirar de grandes dosis de paciencia para no dar el caso por perdido.

"Nosotros lo que hacemos es ofrecer una oportunidad a quien nos lo está reclamando. No entramos en un restaurante sin ton ni son, vamos con una premisa fundamental: que los propietarios reclaman nuestra ayuda", destacó el presentador de este programa.

Y los motivos para que soliciten esta asistencia televisiva pasan, como expresa el chef, por "falta de profesionalidad o sentido común".

"No es un sector sencillo"

"Estoy convencido de que gracias a ‘Pesadilla en la cocina’ hay mucha gente que antes de montar un negocio de hostelería se lo piensa, porque esto no es tan sencillo. Pero también hay mucho público que visita restaurantes que funcionan de maravilla y gracias a este programa se dan cuenta de que este no es un sector tan sencillo como pensaban", matizó.

Según confesó, la suciedad no es uno de sus mayores enemigos en ‘Pesadilla en la cocina’, sino aquel profesional que piensa que una cocina es "un espacio sucio por naturaleza".

"La mayoría de las veces la suciedad es consecuencia de dos cosas, de un criterio no adecuado, y del desinterés o la desgana al ver que su negocio no va bien, y cuando te quieres dar cuenta, te come la mierda", explicó.

‘Pesadilla en la cocina’ dio el pistoletazo de salida en 2012. El programa inauguró una particular manera de rescatar a restaurantes en problemas, de dignificar la profesión hostelera y de ayudar a dueños y empleados a recuperar la pasión

Etiquetas
Comentarios