Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

Radiografía de una televisión mutante

La parrilla se resetea y, además de nuevas cadenas, entran en juego otros modos de consumo, como los servicios de vídeo bajo demanda y las plataformas a la carta.

El equipo de #0, la cadena de Movistar que llega para sustituir a Canal +, en su presentación.
El equipo de #0, la cadena de Movistar que llega para sustituir a Canal +, en su presentación.

A la parrilla televisiva tradicional le quedan, como quien dice, dos telediarios. En los últimos meses, el ecosistema televisivo ha cambiado, y uno de los principales agentes ha sido Netflix, que desembarcó en España el pasado mes de octubre e implantó su servicio de vídeo bajo demanda con tres modalidades de suscripción distintas, de la básica a la ‘premium’. Pero la longevidad del reinado de Netflix en el ‘streaming’ está por ver: este año, la cadena estadounidense HBO –productora de series como ‘Juego de tronos’ o ‘Girls’– lanzará en nuestro país su propia plataforma de vídeo a la carta, con características (y precios) similares a los de su predecesora.

Una de las incógnitas es si el mercado español da para tanta oferta. Porque la batalla por el mando no se limita a Netflix y HBO. Vodafone y Movistar también tienen muchas propuestas para sus clientes. La primera, que ya ha superado el millón de abonados en televisión, se alió con Netflix y se lo ‘regaló’ a sus usuarios durante seis meses. Y, además, también ofrece series internacionales y contenidos a la carta.Canal + se multiplica por #0

El gigante Movistar, por su parte, facilita contenidos al gusto de cada cual en su plataforma televisiva, paquetes de ficción y de fútbol –desde finales del mes pasado, además, emite de manera gratuita para sus clientes la Champions League y la Copa del Rey– y ha apostado fuerte por un Canal + que parte de cero.

Con nombre numérico y bajo el paraguas del entretenimiento, #0, que prescinde de los informativos en su programación, se estrenó con emisiones regulares el pasado día 1, aunque ya había anticipado a los espectadores de qué iría su película unas semanas antes con ‘Late motiv’, el programa que devolvió a Andreu Buenafuente al día a día (o noche a noche) de la televisión.

El humorista catalán no es la única cara conocida –y vinculada al humor– por la que ha apostado la cadena, cuya puesta a punto corrió a cargo de Fernando Jerez, responsable también del lanzamiento de Cuatro, La Sexta 3 y Discovery Max. Raquel Sánchez Silva, Eva Hache, Robinson, Berto Romero, el aragonés Javier Coronas, Jon Sistiaga e Iñaki Gabilondo son otros de los nombres que componen la plantilla de presentadores de esta nueva cadena, que ‘roba’ a los canales en abierto a algunas de sus estrellas.

La herencia de Canal + se plasma en parte de las propuestas de #0, lo que viene a demostrar que no es solo un canal nuevo, sino una reconversión de esa cadena codificada que llegó a las pantallas españolas en 1990 para asentar aquello del ‘pay per view’. Por ejemplo, solía ser este canal el que emitía los Premios Óscar en España. Este año también se queda con la exclusiva, pero con una apuesta corregida y aumentada: en el Gran Teatro Príncipe Pío de Madrid se instalará un plató, desde el que Sánchez Silva conducirá un programa especial, acompañada por Ernesto Sevilla, Úrsula Corberó o Carlos Areces.

El deporte era otro de los puntos fuertes del Plus y también lo es de #0, y voces como la de Michael Robinson o Maldini serán habituales, asimismo, en su programación.

¿Rentará toda esta inversión a Movistar? De momento, va por buen camino. Al menos, en datos de audiencia: el día de su lanzamiento, esta cadena promedió un 0,35% de la cuota de pantalla frente al 0,2% de Canal + la semana anterior.Las apuestas de la TDT

¿Y qué posición toman las cadenas que no son de pago? El grupo Atresmedia presentó el pasado 22 de diciembre al nuevo miembro de su familia: Atreseries. Con ella, el conglomerado televisivo apuesta por la ficción, en buena parte nacional y de su propia cosecha, y también estrenos internacionales, aunque de menor potencia y popularidad que los de HBO, Fox o CW, disponibles en cadenas de pago y servicios de ‘streaming’.

El pasado mes de octubre, el Gobierno adjudicó seis licencias de TDT nuevas, que fueron a parar a Atresmedia (quien ya la ha materializado en Atreseries), Real Madrid TV, 13 TV, Mediaset, Grupo Secuoya y Radio Blanca. Estos dos últimos grupos, desde finales del año pasado, ya están con sus nuevos canales en pruebas. El primero, con 10, que, en la línea de #0, intentará acercarse a un público familiar por la vía del entretenimiento, con series, películas, y ‘reality shows’. El segundo, con 9KissTv, que buscará atraer a un segmento de la audiencia más joven con una programación eminentemente musical.

El que aún no ha descubierto sus cartas es el otro gigante de la programación nacional, Mediaset, pero habrá de hacerlo, como tarde, el próximo mes de abril. Para responder a los movimientos de su competidor más directo, Atresmedia, podría apostar también por contenidos de ficción, e incluso asociarse con una ‘major’ internacional.

RTVE, por su parte, y aunque no en TDT, también cuenta con un nuevo canal de televisión: Star HD. Se trata de una cadena con una audiencia potencial de 400 millones de usuarios que se distribuye para el continente americano por vía satélite. Las series y los programas de entretenimiento son sus contenidos principales. El ente público lo lanzó en pruebas , con ocho horas de emisión en bucle, el pasado mes de agosto, coincidiendo con los 25 años de vida de su Canal Internacional, y, desde el mes de enero, funciona de manera regular.

A la espera de que el grupo de Paolo Vasile dé el siguiente paso, el desarrollo de 2016 dirá quién se lleva el espectador al ‘share’.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión