Despliega el menú
Comunicación

Los últimos turrones de Lady Mary

La tele británica, en vez de reposiciones y programas navideños, saca estos días su artillería pesada de series, capitaneada por la despedida de ‘Downton Abbey’.

Lady Mary lleva los últimos años disfrutando las Navidades con su hijo en 'Downton Abbey'.
Lady Mary lleva los últimos años disfrutando las Navidades con su hijo en 'Downton Abbey'.
ITV

Ya es casi 25 de diciembre fun, fun, fun… y fin, fin, fin. Porque esta Navidad nos va a traer la despedida de una de las series más laureadas y seguidas de los últimos años. La abadía de Downton, que gobiernan los Crawley con bonhomía y exquisita flema británica, cierra sus puertas, al menos en lo catódico. Adiós a Lady Mary, a su desgraciadica hermana Edith, a esa abuela que, en vez de hablar, sentencia… y a todos sus súbditos que, en el sótano de la mansión, facilitan que los señores vivan a todo tren. En los pasados cinco años, ‘Downton Abbey’ ha decidido terminar sus temporadas con un episodio especial emitido justo el día de Navidad. Pero el de este año lo será aún más porque el capítulo de mañana por la noche significará el broche final a una ficción de época, en cada una de sus acepciones.

No será la única alegría televisiva para los británicos, porque este 25 también trae dos esperados reencuentros. El primero, que se programará a la hora del té, el retorno de ‘Doctor Who’, con su primer capítulo de la décima temporada moderna (la clásica se emitió entre 1963 y 1989, lo que la convierte en la serie de ciencia ficción más longeva). En Reino Unido se siguen con fruición sus aventuras, tanto como las pistas que van soltando durante el año y el cambio de actores que lo interpretan, al estilo de James Bond.

También la Navidad será el pistoletazo de salida de la quinta temporada de ‘Call the midwife’ (aquí se programó con el título ‘¡Llama a la comadrona!’), un drama médico sobre una joven enfermera que llega a trabajar en un barrio pobre de Londres y que empezó sin hacer mucho ruido y se ha convertido en un indispensable de estas fechas ya.

Otros dos acontecimientos audiovisuales tienen la Navidad como trasfondo. Después de anunciar que no habría más ‘Luther’, que se cerraría con una película, finalmente la producción regresó el pasado día 15. Con Idris Elba (el Stringer Bell de ‘The Wire’) como protagonista, estos días de regalos y alegría van a ser también de la oscuridad y de los tétricos casos –su vida, incluida– que debe resolver este peculiar detective.

Y el 1 de enero, para empezar bien el año, un especial con más adeptos que la saga de ‘Star wars’. La versión modernizada de ‘Sherlock’, protagonizada por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman como su particular Watson, vuelve después de dos años de barbecho con un único capítulo que servirá para abrir boca de su cuarta temporada, prevista ya para 2017.

Un poco más tarde, ya con los Reyes descansando plácidamente en Oriente, volverán a abrir los almacenes de ‘Mr. Selfridge’. Será el 8 de enero cuando la ITV lance la cuarta tanda de la producción.Novedades para 2016

Todo esto, respecto a las series más conocidas y que han traspasado las fronteras británicas, pero las cadenas del país no solo aprovechan estos días para reconectar con sus clásicos contemporáneos. A diferencia de la tele(pasión) española o la estadounidense, que lleva varios monográficos de villancicos ‘country’, por esos lares también se dedican a presentar parte de sus novedades. Por ejemplo, entre el 26 y el 28 la BBC emite ‘And then there were none’, adaptación de una obra de Agatha Christie; la enésima vuelta de tuerca de ‘Beowulf’, que tendrá 13 capítulos o ‘Dickensian’, una ficción que reúne a los protagonistas de los libros de Dickens en 20 episodios de 30 minutos. Y aún hay otras diez producciones nuevas (‘War & peace’, ‘Jericho’, ‘Harry Price’ o ‘Trollied’) para que la de los británicos sea una feliz Navidad también en lo catódico.

Etiquetas
Comentarios