Despliega el menú
Comunicación

'Masterchef junior' vuelve a TVE con 12 chicos elegidos entre 6.000 candidatos

La nueva temporada, que empieza el próximo martes, cuenta con seis capítulos en los que repiten los cocineros Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez.

Convertidos en geishas, samuráis, azafatas, pilotos, e incluso en viejecitos, el jurado de ‘Masterchef Junior’, compuesto por Jordi Cruz, Samantha Vallejo-Nágera y Pepe Rodríguez, y su presentadora, Eva González, vuelven el próximo martes a Televisión Española con una temporada muy temática.

"El humor, la magia, la pasión, la creatividad y la diversión" son los ingredientes principales de la tercera temporada del programa, en palabras del director de contenidos de TVE, Francisco Díaz Ujados, repartidos en seis capítulos que tendrán la noche de Reyes como broche final.

Bajo la premisa de concienciar a la audiencia sobre la importancia de tener "hábitos de vida saludables" y con el "leitmotiv" de la nutrición por bandera, 16 niños de 8 a 12 años han sido seleccionados de un total de 6.000 que acudieron al castin.

Una edición especial marcada por las curiosas "personalidades" de estos niños, que, además de estar "muy preparados a nivel culinario", también tienen "mucho carácter", según señaló Ana Rivas, directora de entretenimiento de la productora del programa, Shine Iberia.

Desde Martina, una argentina a la que no le gusta el sushi, pasando por dos hermanos, Hugo y Laura, que sufren en las votaciones tener que continuar el uno sin el otro, y Lukas ("con k") un apasionado de las cremas faciales; hasta Covadonga, una asturiana a la que no le gusta "nada, pero nada", dice, el pote.

"Me gusta mucho la cocina, pero también comer", sonríe pícara la joven asturiana, que con solo 11 años además baila zumba, práctica baloncesto y balonmano y hace ganchillo.

Un apasionado de la Semana Santa (Álvaro); un joven que se define a sí mismo como "presumido" (Bruno), una pequeña ‘lady’ inglesa muy "tiquismiquis" (Cristina); y una bilingüe Chloe son otros de los jóvenes que lucharán por hacerse con los 12.000 euros destinados a su formación y un curso en el Basque Culinary Center que componen el premio.

Completan el grupo María Querol, con platos que parecen cuadros de "Kandinski o Pollock", según ella misma; otra "artista" también llamada María; la empresaria Martina; el líder Mauro; el creativo Pablo, el ordenado Ramón y el familiar Xabier.

Un paraíso de golosinas con una piscina de 2.000 litros llena de chocolate, una terminal de aeropuerto o un salón navideño serán algunos de los decorados especiales de este año, en el que también visitarán el Teatro Romano de Mérida, Port Aventura, o la ciudad de Ámsterdam.

Etiquetas
Comentarios