Comunicación

Un reconocimiento al periodismo de investigación

En Prensa el ganador ha sido José María Irujo por un reportaje sobre el asesinato de Yolanda González.

Los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España reconocieron hoy la faceta investigadora de los informadores y la posibilidad de abordar los problemas de la sociedad, desde el narcotráfico hasta los daños medioambientales.

El jurado de la XXXI edición de estos premios que convocan anualmente la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional hizo público hoy el fallo y distinguió a periodistas de España, Argentina, Brasil, Estados Unidos y Nicaragua.

En la categoría de Prensa el ganador ha sido José María Irujo por un reportaje sobre el asesinato de la joven Yolanda González a manos de ultraderechistas en 1980, publicado en el diario El País.

"La vida oculta del asesino de Yolanda" se centra en la figura de Emilio Hellín, uno de los asesinos de la joven militante de izquierda, que fue condenado a 43 años de prisión y que, tras fugarse y refugiarse en Paraguay bajo la protección del dictador Alfredo Stroessner, cumplió catorce años de condena.

La investigación periodística muestra que Hellín ahora tiene su propio negocio de peritaje criminal y es uno de los principales asesores en criminalística de la Guardia Civil española.

Irujo, jefe de investigación de El País, área en la que trabaja desde 1996, ha dicho tras conocer la concesión del premio que "las buenas historias siempre tendrán sentido".

Ha defendido la vigencia de seguir escribiendo artículos de denuncia, como la que le ha valido este reconocimiento, ya que considera que, además de informar y entretener, el periodismo debe fiscalizar y controlar a los poderes políticos y económicos.

Otro de los españoles premiados fue el fotógrafo Pedro Armestre, de la agencia France Presse (AFP), gracias a una imagen de la calle Estafeta de Pamplona abarrotada de gente durante el primer encierro de las fiestas de San Fermín, en julio pasado.

Armestre, que lleva doce años cubriendo esas fiestas, ha explicado que tomó la foto con la intención de que se convirtiera en una "postal", una imagen con la que se pudieran sentir identificados todos aquellos que han estado alguna vez en Pamplona en esos días de julio.

También ha señalado que llevaba dos años preparando esa foto y ha añadido que los periodistas gráficos son "los ojos de la gente", a la que hay que mostrar "cosas nuevas".

Periodistas de otras latitudes también han resultado ganadores, para reconocer lo que el periodismo tiene de denuncia, pero también de servicio a la comunidad.

Así, un reportaje de veinte minutos sobre el tráfico ilegal de madera en Nicaragua, emitido en el Canal 12 y elaborado por Octavio Enríquez, ha obtenido el Premio en la categoría de Periodismo Ambiental.

Por su parte, los brasileños Renata Borges Colombo y Fábio Almeida se han llevado el de radio por "Imperio da Areia: a dragagem que mata o Jacuí", una investigación emitida por Rádio Gaúcha sobre el dragado ilegal del río Jacuí.

El premio de Periodismo Digital ha sido para "Calles perdidas: el avance del narcotráfico en la ciudad de Rosario" de Argentina.

El programa, dirigido por Fernando Guillermo Irigaray, se incluye en el proyecto "Documedia: Periodismo social multimedia", publicado en documedia.com.ar en marzo de 2013.

En la categoría de Televisión, el premio ha sido para el espacio "El gran encuentro", emitido por la cadena estadounidense "Univisión" y dirigido por Lourdes Torres que en septiembre de 2012 tuvo como invitados a los candidatos a las elecciones presidenciales de EE.UU., el demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney.

Cada uno de estos premios, patrocinados por la empresa OHL, está dotado con 6.000 euros y una escultura de bronce del artista Joaquín Vaquero Turcios.

Otra española distinguida es la gallega Martina Bastos Andreu, ganadora del Premio Don Quijote de Periodismo, por su trabajo "La lluvia es una cosa que sucede en el pasado", publicado en la revista peruana Etiqueta Negra en febrero de 2013.

El trabajo de Bastos Andreu, reconocido con 9.000 euros aportados por la empresa pública Tragsa, desgrana la relación de los gallegos con la lluvia y refleja su influencia en la salud, la literatura, el idioma, el carácter y hasta las investigaciones criminales.

El jurado de la XXXI edición de estos premios, presidido por el secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, y con José Antonio Vera, presidente de EFE, como vicepresidente, examinó 176 trabajos de diecinueve países en las distintas categorías de los galardones.

Etiquetas