Despliega el menú
Comunicación

Maradona demandará la serie italiana "Gomorra" por dañar su imagen

Un personaje de la serie que recibe el nombre de "Maradona" es, según su abogado, "un criminal".

Diego Armando Maradona, foto de archivo.
Diego Armando Maradona
Efe

El exfutbolista argentino Diego Armando Maradona anunció este jueves a través de su abogado que pedirá a la justicia que paralice la emisión de la serie de televisión "Gomorra", del canal Sky Italia, por haber puesto su nombre a uno de los personajes de la ficción, que es un asesino.

"El Pelusa" solicitará además a los productores una indemnización de 10 millones de euros, que destinará a obras de caridad, según un comunicado del abogado de Maradona, Ángelo Pisani.

Los principales motivos que esgrime Maradona para querellarse contra los creadores de la serie son los "daños producidos por la utilización arbitraria e ilegítima de su nombre, así como por el ataque a su notoriedad, obtenida por méritos deportivos".

La serie "Gomorra" sigue la línea narrativa del libro homónimo del escritor y periodista italiano Roberto Saviano, cuya trama gira en torno a su infiltración en la mafia napolitana, la Camorra.

El personaje de la serie que recibe el sobrenombre de "Maradona" es, según el abogado del argentino, "un asesino, un criminal, un personaje absolutamente negativo que debe ser condenado y cancelado en aras de un futuro mejor y por el bien de la legalidad y la buena convivencia civil".

"Si los productores y los artistas quieren un sobrenombre para un asesino, puede utilizar el suyo propio para interpretarlo y promocionarlo, pero nunca el de Maradona, que para los deportistas es un referente y un mito positivo", puntualizó.

Diego Armando Maradona vivió sus años más exitosos en el fútbol de clubes en el Nápoles, equipo en el que militó entre 1986 y 1990 y con el que ganó dos títulos de liga italiana, una Copa de Italia, una Supercopa de Italia y una Copa de la UEFA.

Casi 25 años después de abandonar Nápoles, Maradona tiene todavía pendiente una deuda con el Fisco italiano, que le reclama más de 30 millones de euros por unos supuestos impuestos no pagados en su época como jugador "azzurro".

Etiquetas