Despliega el menú
Comunicación

Periodismo

Unos 300 medios han surgido durante la crisis y otros 284 echado el cierre

El último Informe Anual de la Profesión Periodística contabiliza más de 11.000 empleos destruidos.

La crisis económica que ha afectado especialmente al sector de los medios de comunicación ha obligado a muchos periodistas a crear sus propios medios, según recoge el Informe Anual de la Profesión Periodística 2013 de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), en donde se documenta la creación de 300 nuevos proyectos periodísticos desde 2008. En esa misma etapa se han destruido 284 medios.

"Todavía no ha pasado el tiempo suficiente para saber si --esta creación de nuevos medios-- es el embrión del futuro o se quedará por el camino en la búsqueda en la que todavía estamos inmersos", ha señalado la presidenta de la APM, Carmen del Riego, durante la presentación del libro en la sede de la asociación, en la que se ha recordado a los tres periodistas españoles secuestrados en Siria. Es la primera vez que la organización de periodistas recoge en su informe anual un listado con los nuevos medios.

Del Riego, quien ha señalado que el futuro para 2014 no se ve "tan negro" como 2013, ha puesto en valor la iniciativa de los periodistas, en contraste con la falta de proyectos lanzados por editores y ha destacado que se trata de "una mezcla" --la de periodista-editor--, "que no se había dado hasta ahora" y que "puede entrañar riesgos" para el periodismo, porque "no es bueno que los periodistas tengan que convertirse en editores para poder ejercer".

Desde que comenzó la crisis se han destruido alrededor de 11.151 empleos de periodistas, teniendo en cuenta los 1.680 perdidos con el cierre de RTVV, de los cuales casi el 40 por ciento se han perdido este año, lo que convierte al presente en un ejercicio "muy negro", según ha indicado la presidenta de la APM. En total, en septiembre de 2013 había 10.560 periodistas registrados en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), un 1% más que en 2012 y 132% más que en 2008.

En este mismo periodo, se han cerrado 284 medios, de los cuales 73 correspondientes al año 2013. Por tipo, 182 de los que han tenido que echar el cierre han sido revistas, 31 diarios, 29 televisiones, 20 medios digitales, 11 publicaciones gratuitas, nueve radios y dos agencias.

Esta situación ha obligado a muchos profesionales a tratar de abrir sus propios medios para seguir ejerciendo como periodistas hasta el punto de que actualmente el porcentaje de autónomos dentro de la profesión --teniendo en cuenta tanto a los periodistas como a los profesionales de la comunicación-- es ya del 15 por ciento, dos puntos porcentuales más que en 2012.

En cuanto a los nuevos medios de comunicación abiertos durante la crisis, 265 son medios y 35 otros proyectos periodísticos. Por temática, son mayoría los de información general autonómica, local o hiperlocal (80), seguidos de los de arte y cultura contemporánea (34), deportivos (27), información general estatal (26) y medios de otros temas.

Según ha indicado el responsable del estudio, Luis Palacios, el número de nuevos medios seguramente sea incluso un 30 por ciento mayor, ya que la asociación no puede tener conocimiento de todos los creados. Muchos de ellos tienen una "confianza, que probablemente es desmedida, en la publicidad como fuente de financiación en un futuro", según ha indicado el experto, que ha pronosticado que los medios que apuesten por una "mezcla de ingresos" tendrán más futuro que los que "se lo jueguen a una sola carta, la de la publicidad".

Asimismo, Palacios ha señalado que, pese a esta creación de nuevos medios y la caída de los ingresos, "todavía es en los medios tradicionales donde se concentran la mayor parte del negocio", así como gran parte de los puestos de trabajo. De acuerdo a una estimación incluida en el informe, alrededor de 32.600 personas trabajan en las plantillas de los medios tradicionales.

En cuanto a los ingresos, el informe calcula que el sector ha perdido un 31 por ciento de sus ingresos entre 2008 y 2012, siendo los diarios los más afectados (32%), y la radio el que menos (21%). En paralelo, en ese periodo ha desaparecido casi la mitad de la inversión publicitaria y la difusión de los diarios de pago ha retrocedido un 25 por ciento.

Pese a este retroceso de los ingresos y destrucción de puestos de trabajo, en 2012 se licenciaron 2.909 nuevos periodistas y 2.107 nuevos comunicadores audiovisuales. Desde que comenzó la crisis en 2008 han salido de las facultades 13.800 nuevos licenciados en Periodismo, que se sumaron a los 10.951 licenciados en Comunicación Audiovisual que compiten en el mismo mercado. 

El paro femenino casi duplica al masculino

El informe también analiza las diferencias entre hombres y mujeres en el sector. Así, destaca que el paro femenino entre las periodistas casi duplica el de los hombres, con un 63 por ciento en paro frente a un 37 por ciento, respectivamente.

Igualmente, destaca que "discriminación por sexos también en el salario". En este sentido, el 55,9 por ciento de las periodistas encuestadas para realizar el libro gana entre 1.000 y 2.000 euros mensuales (frente a un 43,3% de los hombres), pero cuando se asciende al tramo salarial de 2.000 a 3.000 euros mensuales, los datos se invierten: el 31,3 por ciento de los hombres y el 22,3 por ciento de las mujeres. 

Falta de confianza

Por otro lado, el informe se acerca a la percepción que tienen los españoles y los propios periodistas de su profesión. En este sentido, el responsable del trabajo ha destacado que los periodistas "no están muy sobrados" ni en la percepción de independencia por parte de sus propios compañeros ni en la confianza depositada por el conjunto de los españoles.

De hecho, el 56,4 por ciento de los periodistas encuestados confía sólo a medias en la información que recibe a través de los medios de comunicación, a los que dan una puntuación de 4 a 6 sobre diez, mientras que un 6,1 por ciento no confía en absoluto. En cuanto al conjunto de los españoles, la nota de confianza que dan a los periodistas es del 5,16, según el barómetro del CIS.

Además, sólo un 20,7 por ciento de los periodistas encuestados en 2013 declara no haber recibido nunca algún tipo de presión para modificar el contenido o la orientación de alguna información, 4,4 puntos porcentuales más que el año pasado.

Etiquetas