Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

Antena 3

El hambre comienza a afectar a las familias de 'Perdidos en la tribu'

Los Merino, los San Sebastián y los Berhanyer experimentarán la escasez de alimento. La dieta de las tribus nada tiene que ver con la que acostumbran.

Los San Sebastián conocen a la que va a ser su tribu.
El hambre comienza a afectar a las familias de 'Perdidos en la tribu'
CUATRO

Cuando el hambre aprieta hay que adaptarse como sea. Ésta es la principal conclusión a la que llegarán las tres familias en la segunda entrega de 'Perdidos en la tribu', que Cuatro ofrecerá este miércoles a las 22.30.

Después de largos y extenuantes viajes y de las primeras noches en sus respectivos destinos, los Merino, los San Sebastián y los Berhanyer experimentarán la escasez de alimento. Todos son conscientes de que la dieta de las tribus nada tiene que ver con la que acostumbran a comer en España, pero si quieren sobrevivir en las mismas condiciones que ellas tendrán que dejar a un lado ciertos hábitos y prejuicios.

Pero no sólo el hambre se ha convertido en un serio handicap: también lo es la dureza del entorno natural en el que viven las tribus y la dificultad de asumir ciertas tradiciones tribales.

Marie Berhanyer se enfrentará al jefe de los Suri, los Merino probarán la comida de los Shiwiar y los San Sebastián sufrirán el calor de Togo.

En Etiopía, la familia Berhanyer está descubriendo algunas tradiciones de los Suri. Después de tener que dormir separados hombres y mujeres, se enfrentan a la particular técnica de la tribu para purificar el cuerpo y el espíritu: la purgación.

Además, Marie y Lyz descubren cómo se dilatan los Suri los labios para introducirse los enormes platos que a veces llevan en su boca. Por su parte, Juan Carlos y Elio acompañan a los hombres a un ritual masculino en la que unos a otros se pintan el cuerpo completamente desnudos.

Sin embargo, y a pesar del esfuerzo de la familia por adaptarse en los primeros días de convivencia, el carácter duro y exigente del jefe Suri y el fuerte temperamento de Marie le juegan la primera mala pasada a la francesa.

En cuanto a los Merino, se enfrentan por primera vez a la dureza de la selva. Para los Shiwiar es fundamental que la familia domine y controle su hábitat natural, la selva, por lo que ya es momento de hacer las primeras expediciones, conocer a los animales con los que la tribu convive y enfrentarse a los primeros peligros de la naturaleza en la que viven.

Después de haber tomado la "chicha" el día de su recibimiento, las mujeres participan en su elaboración y descubren sus ingredientes. Otro de los platos que los Merino deberán aprender a manipular, trocear y cocinar es el mono.

En la tribu Tamberma, la familia San Sebastián comienza a sufrir el extremo y seco calor de Togo. Las temperaturas de más de 35 grados a la sombra y el árido paisaje del poblado hacen que el día a día en la tribu resulte verdaderamente complicado, sobre todo cuando hay que ponerse a trabajar. Las mujeres tienen que recorrer un largo camino para recoger toda el agua posible, un bien muy preciado por la tribu y que escasea en las inmediaciones del poblado.

Mientras tanto, los hombres conocerán el durísimo trabajo en el campo de la tribu, una ardua tarea en la que llegan a estar numerosas de horas bajo el sol recogiendo un fruto que nace de la tierra seca. A consecuencia de este esfuerzo, el cabeza de familia, Mikel, sufre su primer desvanecimiento y el curandero de la tribu se verá obligado a realizarle un ritual de sanación.

Etiquetas