Branded

"Buscamos personas con pasión y actitud positiva"

En Ambar, empresa con más de 160 años de historia cervecera, tienen muy claro que en Aragón hay mucho talento y eso no se "puede ni se debe desaprovechar".

Enrique Pérez, responsable de Selección de Ambar, y María Lasheras.
HA

Tras participar por segundo año en el Programa Talento Aragón Joven, en Ambar, compañía con más de 160 años de historia cervecera, tienen muy claro que en Aragón hay talento en estado puro. «Eso no lo podemos ni debemos desaprovechar. Para nosotros contar con personas que empiezan su andadura profesional y apuestan por Grupo Agora es un orgullo y un valor que nunca debemos perder», matiza Enrique Pérez, responsable de selección de Ambar.

Desde hace un tiempo, en la compañía están inmersos en un «apasionante y ambicioso plan de expansión a nivel nacional e internacional» y consideran que «incorporar profesionales que piden desarrollo y crecimiento a gritos se convierte en un pilar esencial en la gestión de personas y captación de talento. La verdadera esencia de este programa es juntar a nuestros cerveceros veteranos más auténticos que tienen todo el ‘know how’, con personas que se inician el mundo de la empresa. Es un ‘mix’ de talento perfecto y muy necesario en un momento de crecimiento y cambio», afirma.

Para Ambar, estas iniciativas son su «caldo de cultivo de talento. Algo vital en un momento lleno de retos y nuevos proyectos», apunta Pérez. En este sentido, ofrecen becas en los principales departamentos del Grupo: Recursos Humanos, Finanzas, Márquetin, Logística y Servicios, Internacional y el programa Graduate Comercial, que reúne a más de 20 personas con ambición por el mundo de las ventas».

Desde Ambar buscan personas que quieran disfrutar de su trabajo, que se lo pasen bien haciendo lo que les gusta y que demuestren pasión. «Por eso es importante la actitud y el positivismo como forma de ser», recalca Pérez.

Y eso ocurre en el caso de su becaria, María Lasheras, quien asegura que su experiencia «está siendo idílica para alguien que se acaba de graduar. Es toda una oportunidad trabajar en un departamento de márquetin y comunicación como es el de Ambar. El equipo humano que hay detrás es una gran familia que no han tardado en acogerme como a una más. Estoy aprendiendo a un ritmo frenético y esta experiencia me reafirma y contagia la pasión por el mundo de la comunicación».

Por parte de Ambar, es también una obligación «dar visibilidad y desarrollo a la persona en prácticas. Por eso, facilitan al becado la capacidad para interactuar con trabajadores de todos los niveles y departamentos. «Buscamos personas que apuesten por su crecimiento, que crean en sí mismas con firmeza y determinación. Y los ingredientes que buscamos en estos becarios como base para desarrollar nuestro talento son: pasión, ambición, actitud positiva y flexibilidad», concluye.

Etiquetas
Comentarios