Despliega el menú
Branded

Firme apoyo a la integración laboral de las personas con discapacidad

El Gobierno de Aragón destina más de 14,6 millones de euros a diversos programas para fomentar el empleo de las personas de este colectivo.

Imagen de archivo de un Centro Especial de Empleo en Zaragoza
Imagen de archivo de un Centro Especial de Empleo en Zaragoza
Heraldo

Según los últimos datos que maneja el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), en el tercer trimestre de 2018 la contratación de personas con discapacidad ha crecido un 6% con respecto al año anterior, una cifra a la que, si bien no supone un alto porcentaje, representa un pequeño paso en una ardua tarea que se lleva desarrollando desde hace años por parte de las instituciones aragonesas.

Las personas con discapacidad tienen derecho a la igualdad de oportunidades y de trato, así como el ejercicio real y efectivo de derechos en igualdad de condiciones respecto del resto de ciudadanos y ciudadanas, a través de la promoción de la autonomía personal, de la accesibilidad universal, del acceso al empleo, de la inclusión en la comunidad y la vida independiente y de la erradicación de toda forma de discriminación. La actividad profesional es un elemento normalizador para la persona con discapacidad y, por tanto, factor fundamental de integración social, el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Empleo, articula un conjunto de políticas activas de empleo que incluyen, por una parte, acciones formativas y de orientación laboral y, por otra, programas de promoción del empleo, con los que se trata de conseguir que el mercado de trabajo sea cada vez un espacio menos excluyente y más integrador, en el que las personas con discapacidad puedan ejercitar su derecho al trabajo como medio de asegurar su emancipación personal y su plena integración social.

Así, durante 2018, el Gobierno de Aragón ha dedicado 14,6 millones de euros a la integración laboral de las personas con discapacidad, una dotación que ha permitido incentivar la contratación de trabajadores por cuenta ajena en el sistema de trabajo ordinario dentro de empresas normalizadas, fomentar el autoempleo y mantener los Centros Especiales de Empleo que trabajan en Aragón.

Además, y como novedad este año, el ejecutivo aragonés ha incorporado el programa ‘Empleo con Apoyo’, una iniciativa que subvenciona el soporte individualizado, a través de preparadores laborales, a aquellas personas con discapacidad que accedan a un empleo en empresas del mercado ordinario para que puedan obtener las competencias laborales que ha de desempeñar en su nuevo puesto. Pueden ser beneficiarias de estas subvenciones las asociaciones, fundaciones y otras entidades sin ánimo de lucro que cumplan los requisitos. Con este nuevo programa también puede subvencionarse la contratación de preparadores laborales y las acciones de prospección y captación de puestos de trabajo previas a la incorporación a dichas personas con discapacidad, además de otros costes indirectos.

Centros Especiales de Empleo

Los Centros Especiales de Empleo se configuran como una empresa, enfocada a producir bienes y servicios e intercambiarlos en el mercado, y cuya plantilla tiene que estar constituida al menos por un 70% de personas con discapacidad. En la actualidad, Aragón cuenta con 73 Centros Especiales de Empleo en funcionamiento –54 en Zaragoza, 13 en Huesca y 6 en Teruel–, que ocupan a un total de 2.311 personas. Asegurar un empleo remunerado a sus trabajadores discapacitados, prestarles servicios de ajuste personal y social y facilitar la integración de estos en el mercado ordinario de trabajo son los principales objetivos de estas entidades, sin perder de vista los rendimientos empresariales. Por esta razón, este tipo especial de empresas cuenta con un notable grado de protección pública en forma de ayudas tanto a la creación como al mantenimiento de los puestos de trabajo.

Los trabajadores desempleados con alguna discapacidad reconocida oficialmente en un grado igual o superior al 33% pueden incorporarse a estos centros. Estas entidades también deben prestar los servicios de ajuste personal y social, que son aquellos que ayudan a superar las barreras, obstáculos o dificultades que las personas trabajadoras con discapacidad de los centros especiales de empleo tengan en el proceso de incorporación a un puesto de trabajo, así como en la permanencia y progresión en el mismo.

Para ello, existen las Unidades de apoyo a la actividad profesional, equipos multiprofesionales integrados por personal técnico con titulación universitaria o experiencia equiparable y por encargados de apoyo a la producción y cuya labor principal se centra en ayudar a los trabajadores que cuentan con especiales dificultades.

Detectar y determinar las necesidades de apoyo de los trabajadores con dificultad, desarrollar programas de formación, establecer apoyos y favorecer la integración de nuevos trabajadores y asistir al trabajador para su incorporación en enclaves laborales o en el mercado ordinario de trabajo son otras de las tareas de estos grupos de trabajo, que también favorecen y potencian la autonomía e independencia de los trabajadores con discapacidad.

Ayudas para los centros especiales de empleoLos Centros Especiales de Empleo cuentan con varias líneas de ayudas y subvenciones públicas, que consolidan así las políticas activas de empleo dirigidas a este colectivo para luchar contra su exclusión del mercado laboral y promocionar su inserción socio-laboral.

Para la creación de proyectos generadores de empleo existe una línea de ayudas que sufraga la inversión fija vinculada a la creación de nuevos puestos de trabajo de carácter indefinido, bien mediante contrataciones iniciales o por transformaciones de contratos ya existentes. Estos nuevos acuerdos laborales indefinidos deben suponer un incremento de la plantilla estable de los trabajadores con discapacidad del centro especial de empleo beneficiario. La cuantía máxima a subvencionar por los conceptos anteriores puede alcanzar hasta 12.000 euros por puesto de trabajo creado con carácter estable.

En 2018 esta línea de ayudas ha contribuido a la creación de 95 nuevos puestos de trabajo de carácter estable en 25 Centros Especiales de Empleo.

Para mantener los puestos de trabajo ocupados, se subvenciona el coste salarial, la adaptación y eliminación de barreras del entorno laboral y se bonifica al 100% la cuota empresarial a la Seguridad Social. Además, existe una subvención complementaria si la persona contratada tiene un elevado grado de discapacidad o especiales dificultades para su inserción laboral.

Para facilitar el funcionamiento de las unidades de apoyo a la actividad profesional, existe una línea de subvención de hasta 1.200 euros anuales por cada trabajador con especiales dificultades (personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o con discapacidad igual o superior al 65%) que esté contratado, destinada a financiar costes laborales y de Seguridad Social derivados de la contratación indefinida de los trabajadores de estas unidades.

Medidas de inserción de personas con discapacidad en el mercado ordinario de trabajoLas empresas, cualquiera que sea su forma jurídica, los empresarios individuales y trabajadores autónomos, las entidades privadas sin ánimo de lucro, las comunidades de bienes y las sociedades civiles que desarrollen su actividad en la Comunidad Autónoma de Aragón y que contraten a trabajadores con discapacidad pueden obtener diferentes subvenciones, que varían en función del tipo de la condición laboral. Además, se otorgan por la adaptación del puesto de trabajo ocupado por la persona con discapacidad y por la contratación de trabajador procedente de un enclave laboral.

En caso de un contrato indefinido, la empresa recibe 5.000 euros por documento celebrado, una cifra que puede incrementarse en un 15% si la persona es mujer o mayor de 45 años, si presenta una discapacidad intelectual en un grado igual o superior al 33% o si presenta una discapacidad física o sensorial superior al 65%. En caso de un contrato temporal, la empresa podrá recibir entre 2.000 y 3.000 euros, dependiendo del perfil del trabajador contratado.

Este año, el ejecutivo autonómico ha destinado a la contratación de personas con discapacidad un presupuesto de 830.000 euros.

El Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Empleo, otorga además otras ayudas por el establecimiento como trabajador autónomo de personas con discapacidad que se encuentren en situación de desempleo, por la incorporación de estas como socios trabajadores en cooperativas y sociedades laborales y para el autoempleo de los promotores de la microempresa.

Cuota de reserva obligatoria para personas con discapacidadLas empresas de más de 50 trabajadores tienen la obligación legal de reservar el 2% de su plantilla a trabajadores con discapacidad o, en su defecto, cuando existan dificultades económicas, técnicas u organizativas que impidan dicha reserva, han de aplicar medidas alternativas de carácter económico dirigidas a la contratación de productos o servicios con centros especiales de empleo o a hacer donaciones a entidades del sector de la discapacidad.

Existen además otras medidas alternativas previstas en la ley que las empresas que no cumplan los criterios anteriores deben aplicar. Dichas medidas son: realizar un contrato mercantil o civil con un Centro de Empleo o con un trabajador autónomo con discapacidad para suministros de bienes o para la prestación de servicio ajenos y accesorios a la actividad normal de la empresa; constituir un enclave laboral, previa suscripción del correspondiente contrato con un Centro Especial de Empleo, cuyo importe anual represente al menos 3 veces el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) anual por cada trabajador con discapacidad dejado de contratar por debajo de la cuota del 2%; o realizar donaciones y acciones de patrocinio, siempre de carácter monetario, a fundaciones y asociaciones que desarrollen actividades de inserción laboral y de creación de empleo de personas con discapacidad, cuyo importe anual deberá ser al menos 1,5 veces el IPREM anual por cada trabajador con discapacidad dejado de contratar por debajo de la cuota del 2%.

Etiquetas