Despliega el menú
Branded

Gastronomía

Rincones 'gourmet' y letras luminosas: así serán las bodas de este año

Rincones 'gourmet' y letras luminosas: así serán las bodas de este año

El Hotel Castillo Bonavía cuenta con estos y otros servicios, como la degustación de cervezas internacionales y un 'seating plan' personalizado, para ofrecer una boda a medida de los novios.

Las letras luminosas son una de las tendencias más representativas para este 2018.
Letras- Patrocinada
Castillo Bonavia

Dicen que una boda se vive tres veces: al soñarla, al celebrarla y al recordarla. La personalización y la originalidad son dos aspectos que ayudarán a conseguir ese momento soñado. Muchas parejas apuestan por unos servicios singulares para convertir su boda en un evento único diseñado a su medida con un amplio abanico de prestaciones con las que disfrutar de una boda inolvidable.

Los rincones 'gourmet' y las letras luminosas son las últimas tendencias en estos servicios 'extra', según indican en el Hotel Castillo Bonavía, hotel-restaurante especializado en la celebración de bodas ubicado a tan solo 20 minutos de Zaragoza, en Pedrola. Allí son conscientes de que las modas también llegan a los enlaces y, por ello, ofrecen los servicios más novedosos a las parejas para que celebren una boda diferente, que también pueden elegir sus propias propuestas.

Uno de los 'extras' nupciales más originales y creativos son los 'corner food', una propuesta vanguardista que, a su vez, es una solución práctica para los aperitivos. Junto a los menús personalizados, esta opción satisface el paladar de los invitados más exigentes y permite a los comensales escoger entre múltiples elaboraciones. Además, su diseño también los convierten en una creativa propuesta para la decoración. El rincón 'gourmet' de los quesos, el del sushi, el de platos tradicionales y el del pulpo son solo algunas de las propuestas del Hotel Castillo Bonavía. También ofrecen zonas de bebidas especiales: la de las cervezas internacionales y el 'show' de mojitos, piña colada, gin-tonic's y otros cócteles elaborados al momento. Tampoco hay que olvidarse del servicio de recena, fundamental para recuperar el cuerpo y continuar con la fiesta hasta que el cuerpo aguante.

Las letras como elemento decorativo son otros de los 'must' para las bodas de este 2018. Las iniciales de la pareja o la fecha del enlace acaparan todos los flashes y se convierten en un original 'photocall'. Entre los diferentes acabados, destacan las letras luminosas, con leds o bombillas 'vintages'. Otro elemento decorativo y muy especial es el rincón de los recuerdos, donde los invitados puedan dedicar unas palabras a los novios o dejar su firma o huella como testigos del enlace. El ya indispensable 'candy bar' y el 'photocall' completan los 'extras' del enlace.

Los servicios de organización también son muy importantes para la tranquilidad de la pareja. El servicio de coordinadora de bodas para el día del enlace aporta serenidad a los novios, haciendo que disfruten plenamente de su gran día. El 'seating plan' personalizado, el servicio de detalles e invitaciones y la decoración del enlace son otras prestaciones de Hotel Castillo Bonavía que garantizan una boda única.

Una apuesta por las bodas civiles y exclusivas

En este enclave los novios pueden celebrar una boda civil oficial con su correspondiente expediente matrimonial, ya que la ceremonia la ofician las autoridades de la cercana localidad de Pedrola. Además, cuentan con tres espacios diferenciados con sus propias instalaciones (jardín, altar, salones y discoteca) que se convierten en fincas privadas para que la pareja y sus invitados disfruten en exclusiva de su gran día. Finca de la Reina, con estilo elegante y romántico, cuenta con una curiosa torre en el jardín y un salón lleno de luz natural. Don Quijote cuenta con la mayor zona ajardinada y un salón con techos de madera y muros de piedra donde los colores protagonistas son el añil y el plata. Los Arcos, llamada así por su conjunto exterior, destaca por su jardín estilo 'vintage', con una zona exterior cubierta y unas ventanas antiguas.

Etiquetas