Branded
La historia de la boda

La historia de la boda

En Fotocracia son especialistas en conseguir fotografías naturales, que transmiten la autenticidad del enlace.

En Fotocracia siempre se proponen capturar todos los momentos importantes de la boda.
En Fotocracia siempre se proponen capturar todos los momentos importantes de la boda.
Fotocracia

El día del enlace es uno de los momentos más importantes para una pareja. Y, por ello, se prepara durante meses cuidando hasta el más mínimo detalle. Uno de esos detalles son las fotografías de la boda, pues al final, serán el recuerdo de ese día tan especial y formarán parte de la historia familiar.

Desde Fotocracia apuestan por la naturalidad en los reportajes y que estos resuman a la perfección ese día: "Les ofrecemos unas fotografías que les servirán para rememorar su boda. Donde se cuente la historia del día; donde se contengan la emociones, los detalles o los lugares", afirma Manuel Medrano, fotógrafo de Fotocracia.

Sin embargo, si los novios lo desean, también realizan otro tipo de sesiones fotográficas como las prebodas y las postbodas, unos reportajes en los que trata de buscar lugares "que tengan significado para los novios, como el sitio donde se conocieron, los lugares que suelen visitar o incluso, un destino vacacional que haya sido inolvidable para alguno de ellos", señala Manuel Medrano.

Y todo ello sin perder de vista su filosofía del estudio, que es conseguir unos reportajes en los que primen la frescura y la naturalidad. "Lo que nos caracteriza es captar la realidad y hacer el montaje sobre esos momentos y sentimientos reales. No pedimos a los novios que posen para crear escenas prefabricadas que no reflejen la realidad de la boda", explica Medrano. El estilo de este estudio fotográfico dista mucho de aquellos en los que se busca conseguir impactantes fotografías a través de fondos espectaculares, montajes o retoques excesivos de Photoshop. Por este motivo, estos profesionales prefieren dejar a la pareja que disfrute del momento junto a sus amigos y familiares, mientras ellos realizan su trabajo.

Y, para profundizar y poder transmitir la historia de los novios, en Fotocracia creen que es importante conocerlos. "Cuando nos contratan, nos resistimos a mantener el contacto por correo electrónico, ya que es importante saber quiénes son, cómo se conocieron o sus gustos", afirma el fotógrafo.

Una vez establecida la relación, ya que es importante para poder enfocar el reportaje; se organiza la última reunión, cuando se aproxima la fecha de la boda, donde se concretan los detalles del enlace. Pues para ofrecer un buen trabajo «debemos conocer todo lo que sucederá durante el acto», dice Medrano. Además, para dar un servicio a la altura de las necesidades de la boda, amplían el volumen de fotógrafos que cubren el acto, "dependiendo del número de invitados", señala Medrano.

En Fotocracia llevan cuatro años dedicándose a la fotografía nupcial y, para un profesional, este tipo de celebraciones son un mundo muy dinámico y divertido: "Nos permite practicar una gran variedad de géneros fotográficos. Además, el ambiente de trabajo es estupendo, pues te rodea un entorno muy positivo". En Fotocracia esperan siempre contribuir a esa alegría añadiendo su granito de arena al plasmar todas las emociones y momentos especiales. "Gracias a mi trabajo puedo generar un cachito de felicidad y eso es muy bonito", comenta el fotógrafo.

Cada boda es un mundo y siempre se aborda desde una perspectiva diferente, de hecho "suele ser algo muy improvisado", dice. "Realmente si queremos encontrar esa verdadera autenticidad hay que dejarse llevar por las personas que tenemos enfrente", añade el profesional. Siendo esta su metodología de trabajo, una de las dificultades con las que se encuentran es la de poder capturar todos los momentos: "Se trata de abrir los ojos, ver lo que está pasando y anticiparse", dice el fotógrafo.

Cuando pasan los años esas fotografías se convierten en un tesoro familiar, porque contienen parte de la historia de la pareja: "Por eso hablamos de reportaje natural, porque poseen la autenticidad, la belleza y la verdad de ese día tan señalado", concluye el fotógrafo.

Naturalidad

Para quienes no estén muy familiarizados con la fotografía o crean que no son muy fotogénicos, un truco para que el reportaje salga a la perfección es la naturalidad. De lo que se trata es de disfrutar de ese gran día sin forzar la pose ante la cámara.

Etiquetas