Despliega el menú
Branded
Suscríbete

Aliados contra el frío

De cara a otoño, la piel reclama tratamientos de belleza más específicos para luchar contra los factores medioambientales y evitar así su deterioro y envejecimiento precoz.

Es muy importante preparar la piel y el cabello con cuidados especiales para recibir al invierno.
Es muy importante preparar la piel y el cabello con cuidados especiales para recibir al invierno.
Pexels

Frío, cierzo, contaminación atmosférica, humedad... Nuestra piel reacciona y se vuelve más sensible ante determinados factores ambientales; se reseca, se deshidrata, se irrita y reclama cuidados más específicos de cara a la nueva temporada otoño-invierno para evitar su deterioro y un envejecimiento precoz. Se impone, pues, un plan de choque que, además de una buena crema hidratante y de una alimentación sana y rica en vitaminas y antioxidantes, como las frutas y las verduras, incluya alguno de los eficaces tratamientos de belleza, que recomiendan los especialistas en estética, precisamente ahora, en otoño, cuando el sol ya no resulta una seria amenaza para nuestra piel. Y una técnica perfecta para mantenerla joven, suave, limpia y luminosa es la microdermoabrasión: un 'peeling' suave que utiliza puntas de diamante para eliminar las células muertas e impurezas y atenuar arrugas superficiales, incentivando la regeneración celular y la producción de colágeno.

De cara al invierno

Los tratamientos que utilizan diferentes ácidos cosméticos también sientan mejor a la piel en invierno. El ácido glicólico es especialmente eficaz para reducir arrugas, líneas de expresión, estrías, cicatrices, acné e imperfecciones de la piel, mientras que el ácido lactobiónico devuelve a la piel su grado de hidratación normal, elasticidad y firmeza.

Pero, según algunos expertos, la estrella de esta temporada es el tratamiento facial de factores de crecimiento con adenosina, que se realiza en cabina de forma tópica, a través de cremas, sin tener que recurrir a las tradicionales técnicas invasivas. Este tratamiento estimula la actividad celular, favoreciendo su división, y es clave en las terapias antiedad. Sin duda, un aliado perfecto para -como dice el refrán- ponerle al mal tiempo buena cara. A partir de cuatro sesiones, los resultados, dicen, son «espectaculares».

Pelo sano, fuerte y bonito

El cabello también sufre con la llegada del frío y el exceso de humedad, y si a esto le sumamos el deterioro que, seguramente, venimos arrastrando desde el verano, no sería de extrañar que el mejor tratamiento regenerador pasara por un corte por lo sano. Menos drásticos, pero igualmente eficaces, resultan los tratamientos de queratina, que hidratan el pelo, y son imprescindibles si lo que queremos es lucir una melena cuidada, suave y con brillo, casi, casi, con vida propia.

Tratamientos anticaída

Si en algo coinciden especialistas y profesionales es que en esta época otoñal, el cabello parece mucho más ajado, tiende a engrasarse e, incluso, suele incrementarse su caída, por lo que un buen combinado de un champú específico y ampollas de uso tópico, siempre ayuda. En el mercado existe todo un amplio abanico de este tipo de tratamientos y productos anticaída –de calidad contrastada–, que nos ayudarán a poner freno a este problema que, en la mayoría de los casos, suele ser de índole estacional. Y para contribuir al cuidado del cabello desde dentro del organismo, nada mejor y más indicado que una alimentación equilibrada rica en vitaminas y minerales. Y como el cabello, además de sano, tiene que lucir bonito y atractivo, este invierno mandan los tintes de fantasía, sobre todo el azul y el rosa, para las más lanzadas, claro.

La luminosidad del láser

Si queremos lucir una piel tersa y perfectamente depilada este verano, ahora, en otoño, es el momento de librarnos de ese antiestético y molesto vello, definitivamente, gracias a la depilación láser, una técnica cada vez más demandada también entre el género masculino, sobre todo, por los más jóvenes y muchos deportistas.

Dependiendo del tipo de bello, ocho o diez sesiones son suficientes para obtener unos resultados óptimos tanto en pieles blancas como morenas, aunque los efectos se hacen visibles ya desde la primera aplicación. Además, la depilación láser se ha revelado como la técnica perfecta para combatir la foliculitis, esos molestos granitos que aparecen tras la depilación con otros métodos más molestos y menos eficaces como la cera o la cuchilla.

Luz intensa pulsada (IPL)

Pero no solo de depilación vive el láser y sus aplicaciones en tratamientos corporales y faciales, además de indoloras, pueden presumir de innovadoras y con unos resultados realmente espectaculares, sobre todo, en el campo del rejuvenecimiento facial. Gracias a la aplicación de la luz intensa pulsada o IPL –del inglés ‘Intense Pulsed Light’– y en tan solo cinco sesiones, se puede conseguir un doble y ansiado efecto: el rejuvenecimiento de rostro y cuello así como la eliminación de las manchas solares. Este novedoso tratamiento con láser –que como todos conviene realizar en otoño e invierno para evitar la exposición de la piel al sol–, y que se complementa con la aplicación de cremas regenerantes, es capaz de eliminar también las llamadas arañas basculares de nariz y pómulos, cierra los poros y brinda a la piel una luminosidad envidiable. Y todo ello, además, a unos precios muy interesantes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión