Despliega el menú
Branded
Intercambios lingüísticos, una experiencia para crecer en otro país

Intercambios lingüísticos, una experiencia para crecer en otro país

El próximo 25 de febrero, Adolesco realiza una reunión informativa en Zaragoza para dar a conocer sus programas de intercambio.

Alemania, Francia o Estados Unidos son los principales destinos en los que Adolesco organiza programas de intercambio para niños de entre 9 y 17 años.
Alemania, Francia o Estados Unidos son los principales destinos en los que Adolesco organiza programas de intercambio para niños de entre 9 y 17 años.
Adolesco

Realizar un intercambio es una de las experiencias más enriquecedoras que un estudiante puede tener. Este tipo de viajes son una opción más económica para que los niños y jóvenes puedan conocer otros países, además de ayudarles a crecer por sí mismos y a salir de su rutina.

En Adolesco, entidad dedicada a la organización de intercambios lingüísticos y culturales, llevan más de 35 años trabajando con niños y familias en este ámbito. Marisol Veléz, representante de Adolesco en la zona norte de España, afirma que para realizar un intercambio, “tiene que estar motivada toda la familia. Un intercambio es para niños, niñas y jóvenes curiosos hacia otra cultura e idioma y respetuosos con los demás. Es para familias con un corazón abierto que tengan tiempo para sus hijos.”

Desde esta misma asociación, tienen muy claro las ventajas que estos programas tienen para niños y jóvenes:

Se aprende un nuevo idioma: No es necesario conocer el idioma con anterioridad. En estos programas de intercambio se da una inmersión total en francés, alemán o inglés, ya que los niños o jóvenes están escuchando el idioma 24 horas al día y todos los días de la semana. Se vive una nueva cultura: Durante un intercambio, el niño o joven convive con otro de su misma edad y su familia. De esta forma se vive y comprende una forma de vida diferente Se crean amistades para toda la vida: En Adolesco se preocupan y trabajan exhaustivamente para emparejar a niños o jóvenes, para que estos se sientan cómodos allá a donde viajen y establezcan lazos de amistad que perduren tras el intercambio. De hecho, tal y como cuentan en su blog, las hijas de los miembros de la organización hicieron intercambios en su tiempo y siguen manteniendo relación con las chicas de otros países.Como resume Vélez, “muchas fueron las ventajas que vimos cuando nuestras hijas realizaron un intercambio, entre ellas: aprendieron otro idioma, conocieron otra cultura, convivieron con otra familia, acudieron a otro colegio, realizaron actividades, visitaron nuevos lugares y, sobre todo, crecieron como personas junto a una nueva "hermana" de otro país”.

A estos aspectos se suma que Adolesco hace un seguimiento continuo de las familias durante la estancia y que sus programas son totalmente flexibles, por lo que los niños o jóvenes podrán pasar parte del curso en otro centro de estudios o hacerlo durante el verano, siempre con la duración que las familias elijan, desde 3 semanas a 3 meses. 

Para conocer más de cerca este proyecto, Adolesco organiza una presentación en Zaragoza el próximo 25 de febrero, en el hotel Zenit Don Yo (c/Bruil, nº 4). Con una sesión a las 18.00 y otra a las 19.00, se aconseja a los interesados confirmar su asistencia en el correo electrónico marisol@adolesco.org  o llamando al 660 776 179, en horario de tardes. Las familias que acudan a la reunión informativa podrán beneficiarse de un  10% de descuento sobre el precio del intercambio.

Los que estén interesados y no puedan asistir a la reunión, podrán solicitar información a través de ese mismo correo electrónico y teléfono.

Etiquetas