Branded

Presentan en Japón un menú a domicilio para año nuevo que cuesta 9.550 euros

El menú incluye foie de oca francesa, la codiciada trufa blanca italiana y caviar iraní Almas.

Caviar de huevas doradas, foie gras francés o trufa blanca italiana en una hermosa caja de paulonia imperial es lo que ofrece un menú especial de año nuevo que se sirve a domicilio para cuatro personas por 1,4 millones de yenes (9.550 euros/ 11.890 dólares) y que fue presentado este martes.

Este 'osechi' (el menú tradicional que se come en Japón los primeros días del año) ha sido creado para consumir en casa por el chef Hiroshi Fujisawa del salón nupcial Senshintei Oono, situado en la localidad de Sado, en la prefectura de Niigata (noroeste del país).

Tal y como su precio indica, tanto los ingredientes como el resto de elementos que componen el menú son de primera calidad.

Entre los refinados productos tradicionales japoneses se cuentan la 'iseebi' (langosta espinosa japonesa), 'nodoguro', una lubina rosácea, o 'karasumi', un preparado de huevas de lisa saladas y secadas al sol similar a la botarga.

Fujisawa prepara este último producto, considerado uno de los tres 'chinmi' (rarezas gastronómicas de Japón) más exquisitos, con el mismo estilo con el que los maestros culinarios de Nagasaki, de donde es originario el 'karasumi', lo servían a los shogunes Tokugawa que comandaban el país durante el periodo Edo (1603-1868).

El menú también incluye foie de oca francesa, la codiciada trufa blanca italiana y caviar iraní Almas, considerado el más caro del mundo, ya que procede de un tipo de esturión Beluga albino del Mar Caspio cuyas huevas parecen perlas o esferas doradas.

El cajón de madera que contiene el festín está tallado a mano en madera de paulonia imperial en Kamo, localidad de Niigata célebre por sus 'tansu', cómodas tradicionales labradas en madera.

El valioso cofre culinario contiene también juegos de palillos elaborados en ébano verde y copas de vino cuya base esta decorada con laca tradicional japonesa.

"Ofrecemos no solo los platos del 'osechi', sino también la atmósfera refinada propia de un restaurante. Espero que nuestros clientes comiencen el año sonriendo aún más", explicó a Asahi el presidente de la compañía que opera los salones de bodas, Shinichi Oono.

Etiquetas