Despliega el menú
Branded
Suscríbete

‘Un mundo, un hogar, un corazón’

Al menos el 80% de las enfermedades cardiovasculares se podrían haber evitado controlando los factores de riesgo:

Sedentarismo. Los cardiólogos recomiendan hacer ejercicio físico moderado a diario y limitar a lo imprescindible las actividades sedentarias. Grasas y azúcares. La dieta debe ser variada, rica en frutas, verduras, legumbres, pescados y carne; y reducir todo lo posible los alimentos elaborados, las grasas saturadas y los azucares refinados. Sobrepeso y obesidad. Como consecuencia de los puntos anteriores, es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular, con una preocupante presencia en la población infantil. Consumo de tabaco y alcohol. Se debe educar para que no se inicie el consumo de tabaco ni de alcohol, especialmente en adolescentes. Trastornos del sueño. Su elevada incidencia en la población ha llevado a los cardiólogos a considerarlos como un factor de riesgo más.Volver a la portada de Pikolin

Etiquetas