Despliega el menú
Branded
Suscríbete

Algunos consejos útiles para volver a dormir a pierna suelta

Regular horarios los días previos. Es conveniente dejarse al menos dos días al final de las vacaciones como periodo de adaptación que para ajustar el reloj biológico. Un ritmo progresivo. En el caso de que sea posible, se recomienda regular la intensidad de la actividad cotidiana y laboral. Dormir más y mejor. Es importante dormir más los primeros días de la vuelta de vacaciones y tratar de llevar un horario más regulado y adaptado al recuperado ritmo diario. Tener pensamientos positivos. Hay que desterrar la idea de que la vuelta al trabajo y a la cotidianeidad es sinónimo de sufrimiento y un estado totalmente opuesto a las vacaciones. Seguir planificando el ocio. Organizar actividades gratificantes para la vida social y familiar puede ayudar a llevar mejor la vuelta.

Volver a la portada de Pikolin

Etiquetas