Despliega el menú
Branded
Suscríbete

Apúntate a la salud

Mantener una dieta equilibrada, a base de frutas y verduras, evitar el alcohol y el tabaco y practicar ejercicio son los mejores hábitos para prevenir un cáncer de mama

Dieta equilibrada
Dieta equilibrada

Dieta equilibrada. Las dietas ricas en fibra, en las que abundan las frutas y verduras, ayudan a prevenir este y otros cánceres, así como muchas otras enfermedades. Por el contrario, las mujeres que toman demasiadas grasas saturadas, especialmente las premenopáusicas, tienen mayores posibilidades de padecer la enfermedad, debido a los altos niveles de estrógenos en el tejido graso.

Evitar el alcohol y el tabaco. El alcohol es un factor de riesgo claro. De hecho, las mujeres que consumen una o dos bebidas alcohólicas al día tienen un 10% más de probabilidades de padecer cáncer de mama. Ese riesgo aumenta hasta un 30% entre las mujeres que toman tres o más bebidas al día. Fumar, sobre todo durante la juventud, también aumenta las posibilidades.

Hacer ejercicio físico de forma regular. Cada vez hay más evidencia de que la actividad física reduce el riesgo de cáncer de mama, aunque todavía no se sabe cuantificar ni decir cuánto hay que realizar para que la reducción del riesgo sea evidente. Se aconseja pasear, a paso rápido, al menos, dos horas por semana. Es mejor realizar ejercicio aeróbico, como correr, nadar o hacer bicicleta.

Volver a la portada de la información de Pikolin

Etiquetas