Branded
Suscríbete por 1€

¿Existe el sueño posvacacional?

El cambio de horarios durante las vacaciones puede producir alteraciones en el sueño. Los adolescentes y adultos jóvenes son los que más padecen estos trastornos, según la Asociación del Sueño, Asenarco

posvacacional
posvacacional

Durante las vacaciones, es frecuente acostarse y levantarse más tarde e incluso prolongar las siestas, lo que produce un cambio en el ciclo sueño-vigilia. Estos cambios de hábitos pueden producir alteraciones en el sueño a la hora de retomar el ritmo cotidiano, marcado por los madrugones y los despertadores.

Desde la Asociación Española del Sueño, Asenarco, se señala que los adolescentes y los adultos jóvenes son los que más las padecen, presentando en algunos casos lo que se conoce como ‘retraso de fase’, cuando acostumbrados a dormirse y despertarse más tarde, tienen dificultades para cambiar ese horario.

Estos son síntomas que se incluyen dentro del denominado síndrome posvacacional, entre otros, como la falta de apetito, la apatía, la ansiedad, la tristeza o la irritabilidad. Estas alteraciones merman el sueño, en algunos casos, evitando o dificultando que se inicie y, en otros, provocando el despertar a las pocas horas de haberlo conciliado.

Los expertos en psicología apuntan que este síndrome no responde a un diagnóstico médico concreto, sino que se trata de una reacción de adaptación provocada por la vuelta al día a día. De hecho, sus síntomas rara vez desembocan en un cuadro clínico serio.

Volver a la portada de la información de Pikolin

Etiquetas