Despliega el menú
Branded
Suscríbete

.

Celestino Corbacho: “El Gobierno impulsará un plan para afrontar el recorte en Figueruelas”

Fue durante más de diez años el alcalde más relevante del cinturón de Barcelona y se mantiene como uno de los principales referentes del PSC. Nacido en un municipio de Badajoz, Corbacho lanzó su carrera política primero en Hospitalet y más tarde en la Diputación Provincial de Barcelona. Dio el salto al Gobierno central en 2008, asumiendo un área hasta entonces tranquila, Trabajo, pero la crisis ha cambiado totalmente esta situación. En su visión sobre los efectos que está teniendo en Aragón, asegura que ¿la Comunidad tiene la impronta suficiente para salir adelante¿ y apuesta por impulsar con la DGA un plan para afrontar el impacto negativo de GM.

En la imagen, el exministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho.
Celestino Corbacho: “El Gobierno impulsará un plan para afrontar el recorte en Figueruelas”
En la imagen, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, en la sede madrileña de su Ministerio.

Varios ministros han asegurado ya que ha pasado lo peor de la crisis, ¿se extiende esta predicción a las cifras del paro?

Hay indicadores que prevén que seguramente para el primer trimestre de 2010 muchas economías podrían pasar de la recesión al crecimiento positivo._Y para poder tener cifras positivas en el empleo, habrá que esperar primero a ese cambio de ciclo. Mientras la economía esté en crecimiento negativo, se destruirá empleo.

Siempre se dice que en España para crear empleo hay que crecer a un nivel muy alto.

Hay gente que asevera que la economía española no genera empleo hasta crecer por encima del 2 %. Otros sitúan el umbral en el 1,5. Sí hay un dato incontestable: en cuanto demos el paso al crecimiento positivo, se parará la destrucción de empleo y se generará confianza, lo que acelerará el proceso.

Ustedes hablan de que es necesario buscar nuevos tipos de empleo, que no esté todo basado en la construcción. ¿Han fijado ya cuáles son esos nuevos yacimientos?

No se puede pensar que para volver a salir de la crisis, lo que tiene que hacer el país es volver a construir 750.000 viviendas. Sería una barbaridad.

Sí parece la salida más rápida y fácil.

Probablemente lo sea, pero también la peor. A partir de ahí, hay que resituar la construcción, para que tenga un peso, pero no el peso de la economía española. España tiene que caminar sobre todo en temas de valor añadido. La competitividad de España en un futuro no vendrá por cuestión de salarios, y no podrá venir solo por precio. Tendrá que venir por el diseño, la calidad, la productividad. Y_todo esto tendrá que ver mucho con la formación.

¿Hay que reformar o flexibilizar el mercado laboral?

Necesariamente vamos hacia una sociedad más flexible y más adaptable. Estamos cada vez más en un mundo globalizado y llegará un momento en que los ciudadanos se moverán en todo el espacio de la UE. Pero flexibilidad no quiere decir inseguridad. Los países que más flexibilidad tienen son a la vez los que tienen más seguridad.

Y respecto a la reforma laboral?

Para que una reforma laboral tenga efectos hay una condición obligatoria: debe estar acordada.

Los decretazos no funcionan.

No, no funcionan. Se ha visto históricamente en España. Y además, tienen las patas cortas.

Pero de momento las partes están muy lejos del acuerdo.

Y todos tenemos que reflexionar por ello. Pero también la patronal. Todos han de ir con la voluntad de que lo que resulte de ese diálogo sea también resultado de que todo el mundo se habrá dejado algo en el camino._De todas maneras creo que ahora hay un espacio, que es la negociación bipartita de los convenios.

Entonces no da por roto el diálogo social.

No, yo confío en que puedan alcanzar un acuerdo en el tema de convenios y, una vez alcanzado, podamos volver a sentarnos tripartitamente para hablar del conjunto de temas que habría que abordar en el mercado laboral.

¿Cree que toda España está igual de preparada ante la crisis? Aragón crecía por encima del resto, pero ahora genera más paro que el resto y su economía también cae por encima de la media. ¿Habrá una salida armonizada?

Hay una crisis transversal, que afecta a todos por igual. Pero también depende de la incidencia que tengan determinados sectores en una comunidad. En Aragón, el sector del automóvil tiene un peso muy importante. En otras, la construcción tenía un peso tremendo, y ahí les llegó antes la crisis. Dependerá por tanto de cuándo salga adelante el sector económico más importante en la comunidad.

Ahora ya es tarde para el presente, pero de cara a futuro, ¿el Gobierno de Aragón debería intentar compensar de alguna manera con otro sector el excesivo peso que se le ha dado al automóvil en la economía de la Comunidad?

Sí, siempre que sea posible. Una cuestión es lo que uno querría y otra lo que acaba siendo. Los territorios, en la medida que tengan su economía lo más diversificada posible, aguantan mejor las crisis. Pero no olvidemos que Aragón es una comunidad que está produciendo su cambio en los últimos 25 años. Tampoco pasas de ser una comunidad de sector primario y de servicios a convertirte en un lugar de referencia estratégica a nivel global. Es un proceso. Pero en Aragón se están produciendo elementos muy importantes de cara al futuro. Cuenta con muy buenas infraestructuras de comunicación, la Expo ha situado a Zaragoza en un punto de referencia... Lo que ocurre es que Aragón tuvo un crecimiento muy rápido, que fue muy positivo, pero ahora le ha llegado también un impacto reseñable.

Pero saldrá adelante.

Por supuesto. Aragón está ubicada en un territorio en el que tiene muchas ventajas para poder mirar al futuro con esperanza. Aragón tiene impronta suficiente para salir adelante.

No hay más que acercarse a la estación del AVE un domingo por la tarde para ver que sigue la fuga de jóvenes aragoneses, sobre todo ingenieros, que marchan a trabajar cada semana a Madrid y Barcelona. ¿Cómo se puede frenar?

Bueno, esto tiene que ver con la necesidad de explorar la diversificación que ha de tener una comunidad autónoma. Es la mejor garantía para que profesionales cualificados tengan una oportunidad en su territorio. Si la presencia de empresas con ingeniería es poca y hay mucha salida de estudiantes... Pero creo que ya en España todas las comunidades se están transformando.

Se dijo tras la Expo que la DGA había pedido al Gobierno central un plan de empleo para Aragón, pero no ha llegado. ¿Está en alguna mesa preparándose?

Es verdad que cuando fui a Aragón, el consejero de Economía me planteó la posibilidad de que estudiáramos un plan post-Expo puesto que la DGA_ya intuía que al acabar iba a haber un efecto negativo sobre el empleo. En ese momento lo que le dije fue que desde el punto de vista presupuestario, a nivel del Ministerio de Trabajo, era imposible porque no tengo recursos económicos para acometer un nuevo plan.

Dependerá de Hacienda.

En este tema sí era necesaria la opinión del Ministerio de Economía y Hacienda. Nos hemos movido, pero el presupuesto se ha reducido. No descarto nada a futuro, porque me consta que la DGA_sigue interesada e insiste con Hacienda. Por mi parte, si eso se resuelve, estaría encantado de impulsarlo.

El preacuerdo con Magna conlleva el despido de 900 trabajadores de Figueruelas. Además están todos los afectados en empresas auxiliares. ¿Cómo puede afrontar Aragón esta situación?

Es un tema que lleva muy directamente el Ministerio de Industria. Por un lado hay una noticia muy positiva, que es garantizar el funcionamiento de la empresa durante al menos 10 años, con lo que arroja un tiempo suficiente para poder planificar a futuro sin la angustia de que tengas que hacerlo en el contexto actual. En cuanto al ajuste de plantilla, además de negociarlo y de las indemnizaciones que correspondan, es muy importante hacer un plan de recolocación y formación.

¿El Gobierno impulsará una de estas actuaciones para afrontar esta situación?

Sí, impulsaremos un plan. Gobierno central y Gobierno de Aragón debemos trabajar conjuntamente. No debemos quedarnos simplemente en el ajuste y la indemnización que corresponda a cada persona. Hay que hacer un esfuerzo para que se vea qué pueden hacer las personas afectadas por el recorte para volver al mercado de trabajo.

¿Y en qué sentido?

Habrá que ver las edades de las personas, las condiciones de cada uno, los futuros sectores emergentes y la formación necesaria. Trabajaremos codo a codo las dos Administraciones.

¿Se han acabado ya las prejubilaciones a los 52 años?

No podemos permitir que eso se instale como cultura en el país. Sería letal. También como agravio comparativo para la gran mayoría de los trabajadores. Además, me niego a pensar que una persona a los 52 años no pueda ser productiva y que no pueda acumular el conocimiento de la tecnología. En lugar de gastarse el dinero para prejubilar una persona a los 52, tendrían que gastarlo para formarle. Dicho esto, las prejubilaciones son también un instrumento que puede ser bien utilizado.

¿En el caso de Figueruelas?

Se podrían utilizar, claro que sí . Es un hecho excepcional. Si una fábrica está en crisis y hay que hacer un ajuste de plantilla, y hay personas con 58 años, parece más razonable que si puedes ya acompañarla para una prejubilación, la acompañes más en esa dirección que en volver a ponerla en el mercado de trabajo. Pero no puede ser la regla general. En este país la regla general tiene que ser que la gente sea productiva hasta los 65 años.

¿Qué mensaje lanzaría a los trabajadores de Figueruelas?

Que son la mejor garantía para el futuro de la planta, porque Figueruelas ha demostrado y está demostrando que es una de las plantas más productivas y más competitivas de Europa. Y_eso es mérito de todos los que trabajan ahí. Significa que han hecho las cosas bien. Figueruelas va a seguir contando en el sector de la automoción de una manera preferente.

En Aragón tenemos ya unos cuantos expedientes de regulación de empleo en suspensión. ¿Teme que se conviertan en definitivos?

Los expedientes de suspensión tienen por objetivo ajustar durante un tiempo la producción hasta que la economía se reactiva. Sí, hay un riesgo, que la crisis se prolongue más de lo razonable, el mercado no tire lo suficiente y entonces pueden aparecer algunos expedientes que se conviertan finalmente en ERE de extinción.

¿Pero cuál es la función del Ministerio en una crisis como la actual?

Hacer que las personas que hayan perdido el empleo no queden desprotegidas y por tanto defender el derecho de los más débiles.

También es función de las comunidades.

Por supuesto. España es un país fuertemente descentralizado. ¿En Aragón, quién es el responsable de intermediar entre un parado y una empresa?, ¿quién es el responsable de hacer los cursos de formación?, ¿y de la búsqueda activa de empleo?. La competencia la tiene el Gobierno autonómico. Cualquier problema que haya, ya no es solo de una Administración, es de todos. El problema de General Motors, tenga quien tenga las competencias, es un problema de todos. Es un problema de Aragón y también de España.

Peligra la caja de la Seguridad Social?

No, en absoluto. La Seguridad Social tiene una magnífica salud. La crisis económica le ha afectado, pero sigue teniendo dos elementos que la definen y determinan. Lo primero es que acabaremos 2009 con superávit, en torno a los 5.000 millones. En una crisis tan profunda, después de haber perdido un millón de afiliados, que acabemos así el ejercicio es para alegrarnos todos. Segundo, el fondo de reserva es el más grande de la historia. Hemos pasado de 600 a 58.000 millones de euros en nueve años. Sí hay que decir que hay que hacer la reforma para las pensiones de 2030.

¿Están ya en ello?

Sí, pero no para ahora mismo. No pongamos alarma donde no hay necesidad. Nuestra responsabilidad es trabajar para que los pensionistas de 2025 ó 2030 puedan tener la misma tranquilidad que los de 2009 . Y en ello estamos trabajando.


Etiquetas